COMPARTE

Los liberianos votan el martes en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, unos comicios retrasados por un recurso judicial, que enfrentan a George Weah, leyenda del fútbol, contra el vicepresidente Joseph Boakai, para elegir al sucesor de Ellen Johnson-Sirleaf, primera jefa de Estado elegida en África.

En la primera vuelta celebrada el pasado 10 de octubre, Weah quedó primero con un 38,4% de los votos y Boakai, segundo con 28,8%.

Las elecciones debían celebrarse el 7 de noviembre, pero fueron suspendidas in extremis por la Corte Suprema después del recurso presentado por el candidato que quedó tercero.

Charles Brumskine, que obtuvo 9,6%, pidió que la primera vuelta fuera invalidada y el Partido de la Unidad de Boakai se unió para denunciar enormes irregularidades y fraude en los resultados, pero la Corte Suprema estimó que estas acusaciones no podrían ser probadas y los observadores indicaron que la votación fue legal.

Los colegios electorales estarán abiertos desde las 08H00 hora local (GMT) a las 18H00, para que voten los 2,1 millones de ciudadanos registrados para votar.

Para los resultados habrá que esperar un par de días.

La presidenta saliente, Ellen Johnson-Sirleaf, dejará el poder en enero después de 12 años en el gobierno, en los que tuvo que reconstruir el país después de la guerra civil (1989-2003) y supervisar la respuesta a la crisis del virus Ébola (2014-16).

Sirleaf, premio Nobel de la Paz en 2011, ya no podía volver a presentarse después de dos mandatos.

La fecha de los comicios no gustó a la Coalición para el Cambio Democrático (CDC) de Weah, que temía una desmovilización de sus partidarios, a los que llamó a no beber demasiado en Navidad para poder votar temprano el martes.

La papeleta ha reemplazado a las balas

Estas elecciones marcarán la primera transición democrática en tres generaciones en este país anglófono que quedó arrasado por una guerra civil que dejó 250 mil muertos entre 1989 y 2003 y que entró en recesión en 2016 después de la epidemia del virus Ébola y la caída de los precios de las materias primas.

Johnson-Sirleaf elogió el proceso electoral, que hasta ahora ha transcurrido sin violencia, en un discurso reciente en el que afirmó que la papeleta ha reemplazado a las balas y las disputas electorales se resuelven en los tribunales, un indicio de cómo Liberia ha avanzado desde el fin de la guerra.

Paralelamente al proceso judicial trascurrieron las negociaciones para ganar el apoyo de los otros 18 candidatos de la primera vuelta que se selló con algunas certezas para Weah, como el apoyo de Prince Johnson, un antiguo señor de la guerra ahora convertido en predicador, muy popular en el poblado condado de Nimba.

Weah sumó también la adhesión del partido de Charles Brumskine y el jueves asistió a un acto público con Sirleaf, alimentando las especulaciones de que ella no está con el vicepresidente que la acompañó durante 12 años.

A los 51 años, Weah, exestrella del PSG y del Milan AC en la década de 1990, parte como favorito frente a Boakai, de 73 años, después de haberse impuesto en la primera vuelta en 11 de las 15 provincias.

Yo sé que (Joseph) Boakai no puede vencerme. Tengo al pueblo conmigo, un gran partido y una coalición poderosa. Me preparé para dirigir este país y la victoria va a ser nuestra, declaró el sábado a la AFP Weah.

Pero el oficialismo no baja los brazos y Boakai ha advertido a los jóvenes que no cometan el error de votar por Weah.

Tenemos que asegurar que los jóvenes estén formados y que estén en condiciones de transformar sus vidas, dijo Boakai, que tiene previsto reunir a sus partidarios el domingo.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.