Licorerías en Carabobo. (Foto archivo)

Al menos 150 mil empleos directos y otros 500 mil indirectos del sector licorero secundario están en riesgo, por lo que representantes de esta área de la economía solicitan al gobierno flexibilizar la prohibición de venta a fin de permitir su supervivencia.

“Desde que llegó la COVID-19 ha habido una serie de quiebras en la industria de bebidas y alimentos y esto va a seguir”, señaló Johnson Delgado a TalCual, presidente de la Cámara de Licoreros del Estado Táchira (Catalita), quien agrega que las licorerías, bodegones y restaurantes han llevado la peor parte por tratarse, en muchos casos, de pequeños comercios que no han podido sobrevivir tras cinco meses de restricción en la venta y distribución de especies alcohólicas a raíz de la cuarentena decretada a mediados de marzo pasado.

Delgado, también y directivo de la Federación Venezolana de Licoreros y afines (Fevelif), recuerda que en el país existen unos 85 mil expendios de especies alcohólicas, entre los que se cuentan a la gran red de franquiciados de cervezas, negocios que se mantienen totalmente inoperativos desde hace más de 150 días cuando comenzó a regir la cuarentena.

Expresas beneficiadas en detrimento de otras

No obstante, recuerda que algunas empresas resultan beneficiadas en detrimento de otras. Es el caso de la cadena de tiendas Traki, que no ha interrumpido la venta de especies alcohólicas como sí se ha hecho con los comercios del ramo.

La Federación Venezolana de Licores (Fevelicor), el segundo grupo que agrupa a los licoreros nacionales, solicitó al gobierno ser incluidos en el plan de flexibilización siete por siete, según el cual ciertos sectores económicos pueden abrir sus negocios una semana y cerrar a la siguiente.

“El sector comercio tiene a muchísimas personas que son más productivas al estar trabajando, generando ingresos para sus familias, disminuyendo la presión emocional y siendo factor multiplicador de las medidas de prevención”, destaca.

La propuesta que impulsa el sector licorero es de iniciar actividades de martes a sábado en el horario comprendido de 9.00 a.m. a 3.00 p.m..

Muchos licoreros han quebrado

Delgado reitera que muchas licorerías han quebrado y afirma que de acuerdo a las cifras que manejan desde marzo pasado las ventas han caído 90 por ciento, ello frente a una reducción de 55 por ciento en los meses previos a la cuarentena producto de la difícil situación económica que atraviesa el país tras siete años de recesión, casi tres de ellos en hiperinflación.

Del total de comercios dedicados a la venta de especies alcohólicas, cerca de 65 por ciento cancela alquileres, lo que ha significado una erogación más que importante aun cuando no hayan tenido ventas, dice Delgado.

Esto sin contar que no ha habido ningún tipo de estímulo o apoyo por parte del Estado. Por el contrario, los comercios deben seguir pagando impuestos de tres tipos: nacionales (Seniat), estadales y municipales, con el agravante de que varias alcaldías han creado gravámenes especiales en medio de la pandemia.

“Somos el segundo sector económico en aportes al Fisco por impuestos. En 2018 aportamos 23% de los ingresos del Seniat”, recuerda Delgado, quien precisa que eso debe ser tomado en cuenta por las autoridades pues permitir la apertura controlada de las ventas representaría ingresos a las menguadas arcas gubernamentales.

Por otra parte, el vocero recuerda que el cierre de las ventas formales ha impulsado a los consumidores a adquirir bebidas ilegales de dudosa procedencia y fabricación que ponen en riesgo la salud y no pagan impuestos, además de incentivar la venta clandestina y el contrabando; delito que señala se ha incrementado de manera importante en los estados Táchira, Zulia, Falcón y Carabobo.

Así como el gremio licorero, el Consejo Nacional del Comercio y los Servicios (Consecomercio), el Consejo Superior de Turismo (Conseturismo) y la Cámara Venezolana de Centros Comerciales, Comerciantes y Centros Afines (Cavececo) han presentado propuestas para ser incluidos en los esquemas de flexibilización.

Con información de Tal Cual




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.