COMPARTE

Hoy  quiero hacer un llamado a todos los venezolanos de buena voluntad, a esos venezolanos que sin duda alguna son mayoría aplastante y que no se resignan al creciente y continuo empobrecimiento de su país, a la muerte de la libre empresa, a la expoliación de la democracia sustancial engañando la voluntad  popular, un llamado a esos venezolanos que no se resignan al descrédito de la instituciones, a la descomposición de la familia, a la emigración forzada de nuestra juventud y de nuestro más valioso capital humano, que no se resignan a delegar esa sagrada soberanía que les corresponde por Constitución, a los que quieren ejercerla por interés o para mantenerse en el poder,  a esa inaceptable falta de seguridad, a esa escasez de todo, desde las medicinas hasta los artículos de primera necesidad.

no se resignan a renunciar a sus raíces de hombres libres para someterse

En fin, que no se resignan a renunciar a sus raíces de hombres libres para someterse, en el nombre de una utópica revolución, a esa autoridad esclavizante de ese castro-comunismo que justamente en estos días cumple 58 años de poder en una Cuba sumergida en una miseria creciente gracias a una cúpula dirigente que prometió libertad pero lo único que supo dar ha sido comunismo y dictadura, comprobando que la pretención de esa gente de obrar en nombre del pueblo, es una vergonzosa impostura-

Quiero hacer un llamado para que  el 2017  promueva una autentica revolución que consienta tomar conciencia finalmente de la realidad que estamos viviendo, que nos permita, a pesar de que estamos bajo un régimen que se ha enquistado en el poder,  rescatar y fortalecer la ética de un correcto comportamiento, la cultura de los deberes y de las responsabilidades de cada quien   –  gobierno  y pueblo  –  quiero hacer un llamado para rescatar nuestra soberanía nacional, comenzando con la soberanía monetaria y legislativa.

No debemos seguir aceptando esa continua burla a la “buena fé”, como por ejemplo ese afrentoso e inmoral rechazo al referendo revocatorio, no podemos aceptar que dentro de un año tengamos que añorar el  2016 que, de por si, ha sido un año sencillamente pavoroso. En fin, no podemos ni debemos callarnos porque, así como es relativamente fácil callar a un hombre  –  todos hemos visto lo que han hecho  con Leopoldo López  –  del mismo modo es imposible callar a un pueblo, sobre   todo   porque  toda Venezuela  –  la que está con ellos y la que los adversa  –  han tomado conciencia de la degradación que hay en el país!

 

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.