Llamado internacional a que Marruecos garantice juicio justo a periodista
/ Foto: Cortesía (Amnistía Internacional)

Varias de las más conocidas organizaciones pro derechos humanos y por la libertad de prensa hicieron hoy público un llamado internacional para que Marruecos garantice un juicio justo al periodista Omar Radi, detenido desde el 29 de julio y cuyo proceso estaba previsto que comenzara hoy.

El Tribunal de Primera Instancia de Casablanca aplazó esta misma mañana el proceso hasta el 27 de abril, mientras la defensa ha pedido al juez que se otorgue a Radi la libertad provisional y que el tribunal le entregue una copia de su expediente, según dijo a EFE Miloud Kandil, abogado principal de Radi.

Las peticiones de la defensa no las responderán hasta el jueves, y entretanto Radi continuará en prisión.

El llamado viene firmado por Amnistía Internacional, Human Rights Watch, Comité por la Protección de los Periodistas, Freedom House, la Federación Internacional de Derechos Humanos y la Organización Mundial contra la tortura, además de otras organizaciones árabes y marroquíes.

Libertad de prensa asediada

El comunicado recuerda que el proceso se va a desarrollar en un ambiente “en el que la libertad de prensa en Marruecos está asediada, y los que se atreven a criticar públicamente la cara represiva del régimen se enfrentan a persecuciones bajo acusaciones dudosas o campañas de calumnias” en medios oficialistas.

A Omar Radi, de 34 años, se le juzgará por atentar contra la seguridad del Estado y por supuesto abuso contra una colega periodista, y los firmantes sostienen que las pruebas contra Radi, en la primera de las acusaciones, no tienen más base que el trabajo cotidiano de un periodista en sus tareas de investigación o de contacto con fuentes extranjeras.

En cuanto a la acusación de abuso, los firmantes dicen que deben investigarse en profundidad, pero recuerda que el caso de Radi se asemeja al de otros periodistas marroquíes, todos ellos críticos con el sistema, “detenidos, juzgados o encarcelados tras acusaciones dudosas sobre conductas sexuales inapropiadas”.

Lamentan además que el único testigo del presunto abuso que pudo haber testificado en favor de Radi, el también periodista Imad Stitou, ha resultado a su vez acusado de “complicidad” en el abuso sexual, con lo que no podrá testificar en la sala en favor de su colega, como hasta ahora había hecho en distintas intervenciones asegurando que aquella relación fue consentida. EFE




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.