COMPARTE

Diciembre es un mes hermoso, de tradiciones, de recuerdos, de presencia familiar. Un mes que reactiva los mejores sueños de la infancia. Entre los días 21 y 22 de diciembre ocurre el ‘solsticio’ de invierno, momento cuando se observa la máxima declinación visual del sol en el horizonte, al mediodía, y se vive la duración más larga de la noche en todo el año. Es el comienzo oficial del invierno en el hemisferio norte de la Tierra. Con la llegada de frías temperaturas, se reinicia el crecimiento anual de los días, como si fuese una victoria simbólica del sol sobre la oscuridad: ¡Una victoria épica del astro que nos da la vida! De allí proviene el nombre ‘solsticio’, palabra derivada del latín ‘solstitium’, que significa “sol quieto”. Los solsticios se celebran desde tiempos inmemoriales. El invierno nórdico estimula sentimientos intensos, reedita ritos ancestrales de renovación y renacimiento, las festividades religiosas, las tradiciones alimenticias, las modas, ofrendas y regalos, la música folclórica, cuentos y leyendas. En el hemisferio sur del planeta, al contrario, el 21 y 22 de diciembre se celebra el ‘solsticio’ de verano, con el día más largo, la noche más corta del año, y la llegada progresiva de temperaturas más elevadas…

En Venezuela, por su clima tropical, vivimos temperaturas con escasa fluctuación diaria, y una media mensual permanente entre 21 y 23 grados Celsius, sin heladas. Excepciones en los climas tropicales son las regiones a grandes altitudes (ejemplos La Paz, en Bolivia, y Quito en Ecuador), con promedios diarios permanentes alrededor de los 10 y 12 grados Celsius. En los climas tropicales, los términos verano o invierno tienen otro significado: No existe el invierno con frías temperaturas (exceptuadas las regiones altas). En Venezuela se confunde invierno con estación lluviosa. Lo adecuado es decir que no hay invierno, aunque se hagan presente costumbres culturales propias de las regiones del invierno nórdico: Vestidos, comidas, tradiciones religiosas, música. El verano se concibe igual que la estación seca y el calor de las regiones del verano nórdico




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.