(Foto Cortesía)

Wuiliannys Nazaret Navas (19), pasante del Instituto Nacional de Capacitación y Educación Socialista (Inces), estaba desaparecida desde el viernes y fue hallada muerta el martes en terrenos de una arenera ubicada en Chuspita, vía Caucagua, municipio Acevedo del estado Miranda, Autopista Gran Mariscal de Ayacucho.

Se graduó de bachiller a los 16 años, estaba haciendo curso de asistente administrativo en el Inces y realizaba pasantías en la empresa Duncan de Guarenas, sector La Vaquera. Era la segunda de tres hermanos, y  vivía con su madre y un sobrino en el urbanismo Ciudad Socialista Hugo Rafael Chávez Frías, en Caucagua.

El viernes 29 salió a las 4:00 p.m. de su trabajo y no volvieron a verla. Le había enviado un mensaje a su madre al mediodía, diciéndole “mami te transferí 20 bolívares” y a las 3:00 p.m. se comunicó con su hermana mayor que vive en Colombia.

Como no llegó a dormir su madre no se preocupó porque ella acostumbraba a salir a compartir con sus compañeros de trabajo los fines de semana y quedarse en casa de alguna amiga, pero avisaba.

En Colombia, su hermana empezó a angustiarse, todos los mensajes de whatsapp que le envió estaban en espera y pensó lo peor. El domingo su mamá tuvo que trasladarse a Caracas por enfermedad de un familiar y fue el lunes cuando pudo ocuparse de buscarla.

Familiares y amigos se distribuyeron en grupos para realizar la búsqueda en hospitales, cuerpos policiales, bomberos, morgue, entre otros.

En la sede de la Policía Municipal de Acevedo reposaban reportes presentados por trabajadores de la arenera, que habían observado el cadáver, desde el viernes, a un lado de la vía, pero ninguna autoridad fue a levantarlo. Se ignora si los funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) de Barlovento, a quienes compete el procedimiento, habrían recibido la novedad.

Sus familiares la encontraron. Estaba tendida boca arriba, con su blusa blanca y pullover azul marino como única vestimenta y colgado en su cuello el carnet de la empresa donde hacía las pasantías. Tenía los brazos extendidos hacia arriba, no presentó lesión aparente por arma blanca ó arma de fuego, sino una marca en el cuello. Le observaron un golpe en la sien izquierda y signos de quemaduras en las piernas.

El cuerpo no fue autopsiado en la morgue de Caucagua por falta de patólogo y lo trasladaron a Bello Monte, para determinar la causa de muerte y establecer si fue víctima de abuso sexual. Presumen que fue estrangulada.

Wuiliannys vestía el uniforme del Inces, que consiste en blusa blanca, pullover y pantalón azul marino y zapatos negros. Además llevaba su bolso con documentos y otras pertenencias, el cual no fue localizado.

Los propios familiares han hecho sus averiguaciones. Su novio, un joven de su misma localidad, colaboró en la búsqueda. En la parada del centro comercial Buenaventura, en Guatire, donde la pasante esperaba transporte para Caucagua, una joven sordo-muda que vende golosinas les dijo, por intermedio de un intérprete de señas, que había visto a Wuiliannys esa tarde, cuando se montó en un carro gris con vidrios ahumados. De allí la llamaron, aparentemente conocía a uno de sus tripulantes, porque al ver por la ventanilla se sonrió con esa persona. No descartan que haya sido una mujer la que le inspiró confianza a la estudiante para que se montara, quizás con el ardid de darle la cola hasta su casa.

Deseo que la persona que hizo esto lo pague, dijo su madre, quien prefirió no identificarse. “Ya no soy la misma persona, tengo cuatro días sin dormir, pasé un día arrodillada, implorándole a Dios que me pusiera cerca del cadáver de mi hija, y aquí lo encontré, en Bello Monte. Era una muchacha buena, quizás me faltó enseñarle el lado claro y el lado oscuro de la vida”.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.