Francisco MasianoSorzé, de 67 años, comerciante de origen italiano, fue hallado muerto en su residencia, en la calle Bracamonte de la urbanización La Unión, en el municipio El Hatillo.

El cuerpo se encontraba en el baño, amordazado, tenía varias puñaladas en el pecho y con la sangre de la víctima sus homicidas escribieron una frase en la pared, indicando que lo mataron “por sapo”.

MasianoSorzé estaba divorciado, vivía solo y había alquilado algunas habitaciones de su amplia vivienda a trabajadores de una obra en construcción que ejecutan al lado de su residencia.

En la entrada de la casa no se observaron signos de violencia, lo que hace presumir que sus victimarios eran conocidos. Una hermana lo encontró aproximadamente a las 10:00 de la mañana del martes y dio aviso a las autoridades.

Funcionarios de la Policía Municipal de El Hatillo resguardaron el sitio hasta que acudieron los investigadores de la División de Homicidios del Cicpc, quienes hicieron el levantamiento del cuerpo e iniciaron las averiguaciones.

En virtud de que no hubo robo en el inmueble, las autoridades manejan la hipótesis de la venganza, sin descartar otras.

MasianoSorzé ocupó cargos gerenciales en una reconocida entidad bancaria, vivió en Rumania, estaba retirado de la actividad laboral y comercial y dejo dos hijas que son profesionales. Una está fuera del país.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.