Buzos de la Armada de Indonesia recuperan restos del vuelo SJY182 de Sriwijaya Air durante una operación de búsqueda y rescate en el mar cerca de la isla Lancang el 10 de enero de 2021, después que el Boeing 737-500 se estrellara tras despegar del aeropuerto de Yakarta el 9 de enero Foto AFP

Los buzos indonesios recuperaron el domingo una gran cantidad de pedazos de fuselaje y de restos humanos en la zona donde un Boeing cayó la víspera al mar frente a las costas de Yakarta con 62 personas a bordo, entre ellas diez niños.

La gran operación de búsqueda, que implica a 2 mil 500 rescatistas y militares, permitió asimismo localizar las dos cajas negras del aparato, que contienen grabaciones que deben ayudar a esclarecer las causas del accidente, aún desconocidas.

Funcionarios de seguridad aérea revisan restos del avión siniestrado en Yakarta. Foto AFP

“Hemos localizado las cajas negras, las dos”, indicó Soerjanto Tjahjanto, jefe del comité de seguridad de transportes, que forma parte del ministerio de Transportes. “Los buzos van a empezar a buscarlas y espero que no pase mucho tiempo antes de hallarlas”.

Los equipos de socorro indicaron el domingo por la noche que tenían diez bolsas con restos humanos, otras diez con fragmentos materiales, así como 16 grandes pedazos del fuselaje.

El avión de la aerolínea indonesia Sriwijaya Air que cubría el trayecto entre Yakarta y Pontianak, en la parte indonesia de la isla de Borneo, perdió contacto con los controladores aéreos el sábado poco después de las 14H40 (07H40 GMT), unos cuatro minutos después de despegar.

El presidente de Indonesia, Joko Widodo, expresó sus “profundas condolencias” e instó a los ciudadanos a “rezar juntos para que puedan ser halladas las víctimas”.

– Socorristas y ejército-

Los primeros restos hallados, entre los que se encontraba un neumático y un pantaloncito rosa, fueron llevados al principal puerto de Yakarta, constató una periodista de la AFP.

Cientos de miembros de los servicios de rescate, la Marina y 10 buques de guerra participan en la búsqueda.

El avión, que partió del aeropuerto internacional de Yakarta Soekarno-Hatta, desapareció de los radares tras el despegue cuando sobrevolaba el mar de Java, cerca de unas islas turísticas.

Cincuenta pasajeros, incluidos 10 niños, y los 12 miembros de la tripulación viajaban a bordo. Todos ellos son indonesios, precisaron las autoridades.

Las familias de los pasajeros, muy angustiadas, seguían a la espera de noticias.

“Tengo a cuatro miembros de mi familia en el avión: mi esposa y mis tres hijos”, declaró, llorando, Yaman Zai, que los esperaba en el aeropuerto de Pontianak. “Mi esposa me envió una foto del bebé hoy… ¿Cómo no voy a tener el corazón hecho pedazos?”, dijo a la AFP.

– Caída brutal-

Según datos del sitio internet FlightRadar24, el aparato alcanzó una altura de 11.000 pies (3.350 metros) antes de caer brutalmente a 250 pies. Entonces perdió el contacto con la torre de control.

El ministro de Transportes indonesio, Budi Karya Sumadi, declaró que el avión parecía estar desviándose de su trayectoria prevista justo antes de desaparecer de los radares.

Las lluvias torrenciales, un error de pilotaje o problemas técnicos pudieron ser los factores que causaron el accidente, estimó Gerry Soejatman, analista de aviación basado en Yakarta.

“Pero todavía es pronto para llegar a cualquier conclusión” aseguró a la AFP. “Cuando se encuentren las cajas negras se podrá comenzar a resolver el rompecabezas”, agregó.

Unos pescadores que se encontraban cerca del lugar, citados por CNN Indonesia y otros medios locales, dijeron haber escuchado al menos una explosión en el momento del siniestro. Las autoridades no lo han confirmado.

En octubre de 2018, 189 personas murieron cuando un Boeing 737 MAX se estrelló en el mar de Java, 12 minutos después del despegue.

Este accidente y otro en el que estuvo implicado el mismo modelo de avión en Etiopía, fueron atribuidos a defectos técnicos y Boeing fue condenado esta semana a pagar una multa de 2.500 millones de dólares por haber engañado a las autoridades en el proceso de aprobación de este modelo.

El avión de Sriwijaya no pertenece a la polémica nueva generación de Boeing 737 MAX sino que es un Boeing 737 “clásico”, fabricado hace 26 años.

El sector del transporte aéreo en Indonesia ha vivido tragedias en los últimos años y varias compañías aéreas de este país han sido prohibidas en el pasado en Europa.

Un oficial de Seguridad Nacional de Transporte inspecciona unas piezas del Boeing 737-500 siniestrado en el mar de Java.Foto AFP

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.