Foto: AFP

El español Jorge Lorenzo (Ducati Desmosedici GP18) volvió a sacar el martillo, por segunda vez consecutiva, para imponerse con autoridad y en solitario en el Gran Premio de Cataluña de MotoGP, por delante de su compatriota Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V) y del italiano Valentino Rossi (Yamaha YZR M 1).

Lorenzo, que ya suma los mismos puntos que su compañero Andrea Dovizioso, sesenta y seis, y es séptimo en la clasificación provisional del mundial, protagonizó una carrera impecable y acabó con casi cuatro segundos y medio de ventaja sobre Márquez, que con la segunda plaza aumenta su ventaja en la clasificación provisional del mundial hasta los 27 puntos sobre Rossi.

Marc Márquez, uno de los pocos que optó por los compuestos de neumático duro tanto delante como detrás en lugar de blando en los dos ejes, fue el más rápido en la salida desde el centro de la pista, por donde superó a Jorge Lorenzo, autor del mejor tiempo de entrenamientos, que se vio superado también a final de recta por un valiente Andrea Iannone (Suzuki GSX RR), aunque el piloto de Ducati no esperó a que concluyese la primera vuelta para superar al italiano y ponerse tras la estela del de Repsol Honda.

En la apurada de frenada de la recta de meta tras el primer giro llegó el momento para Jorge Lorenzo que, sin perder los nervios en ningún momento, se colocó líder, su objetivo prioritario para poder marcar el ritmo del que era capaz y ejercer nuevamente de “martillo” de la categoría.

Antes, en la salida, el español Maverick Viñales (Yamaha YZR M 1) no estuvo muy acertado y desde la cuarta plaza cayó hasta la décima en la primera vuelta, superado por un nutrido grupo de pilotos.

Lorenzo marcó su primera vuelta rápida en el segundo giro, 1:40.411 y a partir de ese momento intentó llevar la iniciativa para así ir dejando atrás a todos sus rivales, pero tanto Marc Márquez como Andrea Dovizioso (Ducati Desmosedici GP18) aguantaron en las primeras vueltas tras su rebufo.

Nueva vuelta rápida en el tercero giro, 1:40.271, a la que respondió su propio compañero de equipo, 1:40.209, desde la tercera posición para intentar que el campeón de Palma de Mallorca no se escapase, mientras que el italiano Valentino Rossi (Yamaha YZR M 1), que era cuarto, comenzó a dar los primeros síntomas de quedarse descolgado del trío de cabeza.

Tras ellos, Dani Pedrosa (Repsol Honda RC 213 V) aguantó los envites del italiano Danilo Petrucci (Ducati Desmosedici GP18) en la quinta posición, con Maverick Viñales noveno, Tito Rabat (Ducati Desmosedici GP17), que hizo unos entrenamientos impecables (noveno), en la duodécima plaza, entre el australiano Jack Miller (Ducati Desmosedici GP17) y el italiano Franco Morbidelli (Honda RC 213 V).

Aleix Espargaró (Aprilia RS-GP), que se vio penalizado con tres posiciones en la formación de salida al estorbar a Jorge Lorenzo durante los últimos entrenamientos libres, intentó remontar pero acabó por los suelos en el quinto giro sin ninguna posibilidad de continuar en pista.

Poco a poco Jorge Lorenzo y Marc Márquez fueron dejando atrás a un Andrea Dovizioso que no pudo aguantar el ritmo impuesto por sus rivales, que abrieron un amplio margen a ritmo de vueltas rápidas consecutivas en el séptimo, octavo y hasta en el noveno giro Jorge Lorenzo; lo que propició el fallo del italiano, que se fue por los suelos en la quinta curva de la novena vuelta en su esfuerzo por no perder el contacto de sus rivales.

Una vez más, con Lorenzo y Márquez destacados, Valentino Rossi se “encontró” con la tercera plaza del podio, con poco más de dos segundos de ventaja sobre un trío formado por Dani Pedrosa, Cal Crutchlow (Honda RC 213 V) y Danilo Petrucci.

En el duodécimo giro y con evidentes problemas mecánicos, tuvo que tomar el camino de su taller Alex Rins (Suzuki GSX RR) en tanto que su compañero de equipo Andrea Iannone, que intentó estar al frente de la carrera se esforzaba por no caer demasiado en la clasificación y rodaba en una discreta duodécima plaza.

Antes de llegarse al ecuador de la prueba la carrera ya estaba prácticamente con un Jorge Lorenzo que marcó un ritmo constante insostenible para Marc Márquez, quien en “modo campeonato”, pensó más en consolidar los puntos de la segunda plaza que en volver a arriesgarse a una caída como quince días antes en Mugello (Italia).

Cómodos Lorenzo, Márquez y Rossi en las tres primeras posiciones, Pedrosa y Crutchlow se pelearon por la cuarta plaza hasta el último metro y se la acabó adjudicando en propiedad el británico, que adelantó al español en el decimoctavo giro.

Una vuelta más tarde Tito Rabat, que era noveno, se vio forzado a la retirada al arder en llamas su Ducati Desmosedici GP17 al final de la recta del trazado de Montmeló, una lástima, pues el barcelonés protagonizó un fin de semana prácticamente impecable entre los mejores de la categoría reina del motociclismo.

La victoria de Jorge Lorenzo resultó inapelable, por delante de Marc Márquez y Valentino Rossi, con Dani Pedrosa quinto, Maverick Viñales en la sexta plaza, Álvaro Bautista (Ducati Desmosedici GP17), noveno, y Pol Espargaró (KTM RC 16), undécimo, entre los españoles.

La carrera resultó mucho más accidentada de lo pudiera parecer inicialmente, pues a la primera caída del finlandés Mika Kallio (KTM RC 16) luego se unieron las de Sylvain Guintoli (Suzuki GSX RR), Thomas Luthi (Honda RC 213 V), Aleix Espargaró (Aprilia RS-GP), Xavier Simeon (Ducati Desmosedici GP16), Andrea Dovizioso (Ducati Desmosedici GP18), Bradley Smith (KTM RC 16), Takaaki Nakagami (Honda RC 213 V), Franco Morbidelli (Honda RC 213 V) y Hafizh Syahrin (Yamaha YZR M 1).




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.