COMPARTE

Muchos camaleones tienen la notable capacidad de exhibir cambios de color complejos y rápidos durante las interacciones sociales. Una colaboración de científicos dentro de las Secciones de Biología y Física de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Ginebra (UNIGE), en Suiza, han descubierto los mecanismos que regulan la capacidad de éstos reptiles para camuflarse.

En un estudio publicado en Nature Communications, el equipo dirigido por los profesores Michel Milinkovitch y Dirk van der Marel demuestra que los cambios se producen a través de la puesta a punto activa de un entramado de nanocristales presentes en una capa superficial de células dérmicas llamados iridóforos.

Los investigadores también revelan la existencia de una población más profunda de iridóforos con cristales más grandes y menos ordenados que reflejan la luz infrarroja.

La organización de los iridóforos en dos capas superpuestas constituyen y permite a los camaleones cambiar rápidamente entre un camuflaje eficiente y una exhibición espectacular, proporcionando una protección térmica pasiva.

Los camaleones machos son populares por su capacidad de cambiar los adornos de colores en función de su comportamiento. Aunque se conocen los mecanismos responsables de una transformación hacia una piel más oscura, se han mantenido sin descubrir los que regulan la transición de un color vivo a otra tonalidad viva.

Algunas especies, como el camaleón pantera, son capaces de llevar a cabo un cambio en tan sólo uno o dos minutos para cortejar a una hembra o enfrentarse a un macho de la competencia.

Además de los pigmentos marrones, rojos y amarillos, los camaleones y otros reptiles exhiben los llamados colores estructurales. “Estos colores se generan sin pigmentos, a través de un fenómeno físico de interferencia óptica. Son el resultado de interacciones entre ciertas longitudes de onda y estructuras nanoscópicas, como pequeños cristales presentes en la piel de los reptiles”, explica Michel Milinkovitch, profesor del Departamento de Genética y Evolución de UNIGE. Estos nanocristales están dispuestos en capas que se alternan con el citoplasma, dentro de las células llamadas iridóforos.

La estructura permite una reflexión selectiva de ciertas longitudes de onda, lo que contribuye a los colores vivos de numerosos reptiles. Para determinar cómo se lleva a cabo la transición de un color llamativo a otro en el camaleón pantera, los investigadores de dos laboratorios en UNIGE trabajaron mano a mano, combinando su experiencia tanto en la física cuántica como en la rama de la biología evolutiva.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.