Foto: @SeleVinotinto

La brillante generación de futbolistas que ilusionó a los venezolanos y alcanzó la final del Mundial juvenil de Corea del Sur 2017, el mayor hito del fútbol del país caribeño, buscará en la Copa América su reválida y sentar las bases definitivas del recambio generacional en la Vinotinto.

Conocidos como “los chamos” del seleccionador Rafael Dudamel, un rebelde exportero transformado en guía de las nuevas generaciones, el grupo de jóvenes lo encabezan el prometedor guardameta Wuilker Faríñez y el escurridizo atacante Yeferson Soteldo, dos piezas que ya han tomado el testigo en sus posiciones.

En la lista preliminar de 40 jugadores de Dudamel también hay otros nueve hombres surgidos de las filas de aquella selección juvenil, ocho de ellos con experiencia en la Copa del Mundo sub’20 de Corea del Sur.

Así, uno de cada cuatro de los llamados apenas supera los 20 años, lo que rebaja de manera notable la media de edad de una plantilla que, de acuerdo con el propio Dudamel, escuchará en Brasil el pistoletazo de salida de las eliminatorias sudamericanas a Catar 2022, aunque no por eso rehuirá a competir.

“El mensaje ha sido muy claro, la Copa América es de preparación, tanto en el triunfo como en la derrota”, dijo el seleccionador a mediados de mayo al presentar a la prensa los nombres que integran su lista preliminar.

Dudamel aseveró, además, que Venezuela disputará la copa con “mucha ilusión”, aunque será cautelosa con “lo que pueda pasar” en la cancha, en alusión a los buenos resultados que históricamente les han sido esquivos a los vinotintos.

Lo que no dijo Dudamel es que el número de futbolistas juveniles de su listado final podría reducirse.

Es probable que jugadores como Adalberto Peñaranda, que apenas ha visto minutos esta temporada, y Jan Hurtado, que tengan que competir por un puesto en la delantera con figuras como Salomón Rondón y Josef Martínez, se caigan del llamado definitivo, que Dudamel prometió entregar antes del 2 de junio.

Es allí donde los más curtidos entran para balancear una plantilla que, por joven podría pecar de inexperta: Roberto Rosales del Espanyol de la liga italiana, Tomás Rincón, del fútbol italiano o Luisma Seijas, del Santa Fe colombiano.

Los venezolanos también esperan que el escándalo extradeportivo que sacudió al equipo en marzo pasado, cuando Dudamel puso su cargo a la orden después de un histórico triunfo ante Argentina en Madrid luego de considerar que se había politizado la selección, y tras la visita a la plantilla de un diplomático contrario al gobernante Nicolás Maduro, sea cosa del pasado.

Venezuela hace parte del Grupo A de la competición junto a Brasil, Bolivia y Perú.

Debutará ante el equipo incaica el 15 de junio, y tres días después se verá las caras ante Brasil, para luego cerrar la primera fase ante Bolivia el día 22.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.