Los casos totales de contagios desde que se detectó el brote en Italia el 21 de febrero son 183 mil 957, lo cual supone un aumento de dos mil 729 desde el lunes. (EFE)
Los médicos holandeses crearon este lunes un sistema nacional para registrar los casos o muertes sospechosos de coronavirus y completar las cifras confirmadas por el Instituto de Salud Pública (RIVM), que solo informa de los fallecimientos confirmados por pruebas.
A partir de esta semana, los médicos de cabecera podrán registrar a los pacientes que no han sido sometidos a tests, pero que hayan estado gravemente enfermos o fallecido con la misma sintomatología que el Covid-19, un registro que tendrán también capacidad retroactiva y podrá incluir las muertes de las últimas semanas.
El registro tiene el objetivo de complementar las cifras confirmadas por las autoridades sanitarias, consideradas incompletas, después de que la semana pasada, la agencia nacional de estadísticas (CBS) advirtiera de la excesiva mortalidad media que se estaba produciendo.
A modo de ejemplo, según la CBS, durante la semana del 30 de marzo y en base a las defunciones oficiales registradas por los municipios, han fallecido unas 2.000 personas más del promedio habitual, en especial personas mayores de 80 años.
El RIVM ha confirmado la existencia de un “subregistro” de la cantidad oficial de muertes porque, al igual que ocurre en muchos países, no se están haciendo test del SARS-CoV-2 porque hay escasez y se da prioridad a todos los sanitarios, los más expuestos.
Según la televisión holandesa NOS, el Consorcio de Medicina General de Holanda ha solicitado ya a los doctores de cabecera que registren a sus pacientes enfermos y considerados grupo de riesgo para el nuevo coronavirus y a los fallecidos con los síntomas del COVID-19, en una plataforma de referencia nacional que utiliza más del 90 % de los médicos generalistas holandeses.
Vemos una gran cantidad de pacientes en casa o en centros de salud que son clínicamente de alta sospecha, pero que no se cuentan (oficialmente) porque su hospitalización no tiene sentido. Estas personas no existen para las estadísticas”, explicó el médico y profesor en la Universidad de Maastricht, Jochen Cals.
Con el registro de este tipo de pacientes, los médicos quieren obtener una mejor visión de los “pacientes vulnerables”, que no son derivados al hospital por una decisión consultada entre el paciente y su médico de cabecera, que concierne en especial a los pacientes que recurren a la atención domiciliaria o que se encuentran en pequeñas residencias donde no hay enfermeras.
“Cada práctica tiene su propia lista de estas presuntas muertes por el nuevo coronavirus”, añade Cals, quien espera que participen al menos el 50% de los médicos generalistas para poder “obtener una imagen realista de la cantidad de fallecimientos” en Países Bajos.
Estos casos sospechosos se sumarán, de forma separada, a las cifras confirmadas por el RIVM, que este lunes ha contado ya al menos 26.551 casos de contagios y 2.823 muertes por el SARS-CoV-2 en el país.
El Consorcio de Medicina General espera poder compartir las primeras cifras a partir de la próxima semana y asegura que tener una imagen más completa podrá ayudar a determinar cuándo es el mejor momento para empezar a relajar las medidas establecidas para luchar contra los contagios con el nuevo coronavirus.



Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.