Real Madrid
Los jugadores del Real Madrid compartieron con su afición en las calles madrileñas luego de conseguir el título./Foto: EFE
COMPARTE

Miles de aficionados del Real Madrid se congregaron en la fuente de Cibeles para festejar este domingo la consecución del 33º título liguero del equipo blanco y esperaron hasta la madrugada para recibir al equipo.

Al grito de “¡Campeones, campeones!” los hinchas celebraron la llegada del bus del equipo a la céntrica plaza madrileña con la fuente de la diosa.

Los jugadores llegaron en un bus blanco descubierto con el número 33 escrito en negro para celebrar el nuevo título, escoltado por agentes a caballo.

El capital del equipo Sergio Ramos vistió a la diosa con la bandera del Madrid, que además fue engalanada por Marcelo con una bufanda del club en la cabeza, mientras sonaba la canción “We Are the Champions”.

Real Madrid Plaza Cibeles
Sergio Ramos fue el encargado de colocar la bandera a la diosa Cibeles como parte de la tradicional celebración./Foto: EFE

“Ahora tenemos que ganar la Champions. Contamos con todos vosotros. Muchas gracias”, dijo el delantero Cristiano Ronaldo antes de unirse a los cánticos de la multitud. 

Los hinchas blancos habían ido llenando la céntrica plaza desde que terminó el partido con el que el Real Madrid se impuso por 2-1 ante el Málaga, con tantos de Ronaldo y del francés Karim Benzema.

Cinco años después del último titulo liguero la fiesta en Cibeles expresó toda la alegría de un equipo, que ahora busca también el próximo 3 de junio imponerse a la Juventus para ganar la final de la Liga de Campeones en Cardiff.

“Genial, y la del 3 de junio contra la Juventus mejor todavía”, dijo Emilio Guillen, un hincha de 37 años que celebraba en Cibeles.

Uno de los artífices del título, el entrenador Zinedine Zidane, fue uno de los nombres más coreados.

“Fichar a Zidane fue la mejor decisión del Real en mucho tiempo”, afirmó Alfredo Cordero, de 36 años, que celebraba con la bandera del club en su espalda y que con un vaso de plástico brindaba con sangría.

El monumento fue vallado y en torno a él se abrió una zona de seguridad, libre de aficionados, para permitir la acción de los equipos de emergencia.

Los hinchas, muchos de ellos con bufandas blancas y camisetas del equipo merengue, botaban y mostraban su alegría en medio de la música que ponía un pincha-disco desde un escenario, situado cerca de la fachada del ayuntamiento madrileño.

“Son jugadores que tienen una calidad muy buena, entonces no hace falta decirle más. Soy madrilista y yo estoy encantado”, dijo por su parte Álvaro Morales, un aficionado de 31 años.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.