(Cortesía)

El cáncer no surge de manera aislada. Nuestras elecciones diarias tienen un impacto directo y medible en nuestra salud. De hecho, se cree que más del 50% los cánceres son evitables y algunos expertos advierten de que puede que esa cifra se quede corta.

Es más probable que dos terceras partes de los cánceres, y la mayoría de los casos de cardiopatía, ictus y diabetes pudieran evitarse si viviéramos tal y como sabemos que debemos”, defiende Lorenzo Cohen, doctor en Medicina y director del Programa de Medicina Integrativa del MD Anderson Center de la Universidad de Texas, uno de los centros punteros a nivel internacional en el tratamiento y prevención del cáncer, en ‘Vida Anticáncer’ (Urano).

Los 6 mandamientos para evitar el cáncer

Se trata de un manual que escribe con información actualizada sobre los últimos hallazgos científicos para reducir el riesgo de desarrollar esta enfermedad “compleja”, cuya prevención en gran parte de los casos dice que está en nuestra mano. En esta misma línea, la American Cancer Society destaca que el riesgo de padecer la mayoría de los tipos de cáncer se puede reducir mediante cambios en el estilo de vida de la persona. Por ejemplo, apunta a mantenerse alejado del tabaco, a evitar el consumo excesivo del alcohol, a limitar el tiempo de exposición al sol, a hacer ejercicio, así como a mantener una alimentación saludable.

Igualmente, aprecia que algunos cánceres son ocasionados por los hábitos de las personas, o por cosas a las que se exponen ellas mismas. Por ejemplo, alerta de que el consumo de tabaco puede causar cáncer de pulmón, boca, garganta, riñón y vejiga, y de muchos otros órganos. “Por supuesto que no todas las personas que fuman padecerán cáncer, pero fumar sí aumenta significativamente el riesgo. Además, aumenta la probabilidad de padecer enfermedades cardiacas, y de los vasos sanguíneos”, añade.

Asimismo, esta sociedad científica señala que pasar mucho tiempo bajo el sol sin protección puede causar cáncer de piel. “El melanoma es una forma de cáncer de piel muy grave que se asocia con la luz ultravioleta proveniente del sol y a las camas bronceadoras”, agrega. Además, recuerda que la radiación puede causar cáncer y, por ejemplo, las personas expuestas a un escape de radiación tienen un riesgo mayor de cáncer, que aquellas personas que no fueron expuestas.

Se trata de un manual que escribe con información actualizada sobre los últimos hallazgos científicos para reducir el riesgo de desarrollar esta enfermedad “compleja”, cuya prevención en gran parte de los casos dice que está en nuestra mano.

“En ocasiones el tratamiento de radiación para un tipo de cáncer puede causar otro cáncer que surja muchos años después. Es por esta razón que los doctores y dentistas usan la menor dosis de radiación posible en las radiografías y captura de imágenes (mucho menor que la dosis que se usa para el tratamiento contra el cáncer)”, relata la American Cancer Society, a la vez que indica que ciertos químicos han sido asociados al cáncer, y la exposición a estos, o trabajar con ellos, puede aumentar el riesgo de una persona de padecer cáncer.

Leer más: https://www.ecoticias.com




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.