Luis Almagro, secretario general de la OEA (Foto EFE)
COMPARTE

Tenemos 7,5 millones de razones para pedir que no se instale la Asamblea Nacional Constituyente manifestó un grupo de 13 países de la Organización de los Estados Americanos (OEA) y su secretario general, Luis Almagro que exigió hoy a Venezuela que suspenda la ANC a cuatro días de que se elijan sus miembros. 

Este grupo, liderado por potencias como EE.UU. y México, pidió en una declaración conjunta suspender el proceso de la Constituyente porque “implicaría el desmantelamiento definitivo de la institucionalidad democrática” y “sería contrario a la voluntad popular expresada en la consulta del 16 de julio”.

“Tenemos 7,5 millones de razones para pedir que no se instale”, agregó Almagro, en referencia a quienes votaron en Venezuela contra la medida.

El diplomático uruguayo alertó además de que con la “ilegítima” Constituyente “corremos el riesgo” de que aumenten los muertos en el país, que ya suman 101 desde el inicio de las protestas en abril.

La declaración de los 13 países no se sometió a votación -habrían sido necesarios 18 apoyos para que saliera adelante- y simplemente fue leída en el Consejo Permanente por el embajador panameño, Jesús Sierra.

El texto lo suscriben Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, EE.UU., Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay y Perú.

Estos 13 países pertenecen al grupo de 14 naciones que promueven la mediación de la OEA en la crisis de Venezuela, con la ausencia en esta ocasión de Uruguay.

El representante alterno de Uruguay, Álvaro Daniel Gallardo, explicó a un grupo reducido de periodistas, entre ellos Efe, que no firmó el texto porque había algunos aspectos que su Gobierno prefiere no mencionar.

“Principalmente la referencia a la Asamblea Nacional Constituyente, en la medida en que es un mecanismo previsto en la Constitución venezolana y el Gobierno uruguayo entiende que no puede imponerle a Venezuela que no eche mano de un recurso de su Constitución”, indicó.

No obstante, Uruguay sí apoyó la declaración de la reunión de cancilleres de Cancún (México), el pasado 19 de junio, en la que se pedía la “reconsideración de la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente como está actualmente concebida”.

El Consejo de hoy en la OEA fue la primera sesión en la que se abordó la crisis venezolana después de que la Asamblea General de Cancún se saldara sin ningún texto al respecto al retirarse en el último momento algunas naciones del Caribe que habían prometido su apoyo.

La declaración emitida hoy tiene como principal objetivo sentar la posición del grupo de naciones firmantes ante la Constituyente y mostrar que mantienen su voluntad de seguir ocupándose de la crisis venezolana, según explicaron a Efe fuentes diplomáticas.

El texto insiste en “la importancia de establecer lo antes posible un grupo u otro mecanismo de facilitación para apoyar un proceso de diálogo y negociación entre el Gobierno y la oposición”.

Además, las naciones firmantes expresaron su “profunda preocupación por la grave alteración del orden democrático en Venezuela, la agudización de la crisis y el aumento de la violencia”.

“Hacemos un llamado urgente al respeto absoluto de los derechos humanos y del orden constitucional, incluyendo la separación de poderes y en este sentido condenamos el ataque a la Asamblea Nacional y otros actos de violencia”, señalaron.

“Declaramos nuestra voluntad de apoyar iniciativas para atender las necesidades económicas, sociales y humanitarias más urgentes, especialmente el suministro de alimentos y medicinas”, agregaron.

Las misiones de Venezuela, Bolivia y Nicaragua expresaron su rechazo a que el Consejo Permanente abordara una vez más la crisis de la nación petrolera sin el consentimiento de su Gobierno.

El 30 de julio los venezolanos están convocados a las urnas para elegir a los más de 500 miembros de la Constituyente, que redactarán la nueva Carta Magna y tendrán facultades para reordenar el Estado sin que nadie pueda oponerse.

La oposición venezolana ha convocado a una huelga general de 48 horas en todo el país que se inicia hoy como parte de las manifestaciones en contra de la Constituyente.

Venezuela vive desde abril una oleada de protestas, algunas de las cuales se han tornado violentas y se han saldado con 100 muertos y más de mil detenidos. 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.