La sociedad venezolana se debate a diario entre la tristeza, el miedo, la angustia, la frustración y la necesidad por sobrevivir. (EFE)

El economista y presidente de la firma Datanálisis, Luis Vicente León, aseguró que el gobierno perdió toda su capacidad de control debido a que la economía venezolana es “más abierta” que la que se tenía hace cuatro años.

Esta incapacidad de control lo traduce en las desventajas que ahora tiene el gobierno sobre el sector privado y que antes podía manejar, publicó Banca y Negocios.

“El gobierno (de Maduro) ha creado todo un modelo ortodoxo de apertura económica; no tiene la capacidad de rescatar los equilibrios, porque no hay confianza en las variables clave de la economía; hay aislamiento, tiene sanciones, y nadie cree en él ni en las autoridades monetarias”, comentó.

Según el analista, el gobierno de Maduro no tiene divisas en el flujo de caja ni tampoco puede importar mercancía para competir o controlar al sector privado.

León explicó que en ese proceso de apertura pueden generarse oportunidades que ayudarán a los venezolanos a vivir en medio de una «fuerte incertidumbre».

Estas apreciaciones las dio a conocer durante el Congreso de Actualidad Económica realizado en la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) el pasado 13 de noviembre.

En las sanciones no está la llave

Además, León indicó que se trata de un mito en la tesis de que las sanciones internacionales librarán a Nicolás Maduro y a su grupo más cercano del poder, pero señaló que las sanciones sí facilitan los procesos de transformación provocados por los grupos de presión social y de los demás sectores que denuncian en el país.

No obstante, criticó que las restricciones en contra de Maduro afectan a todos los sectores en sus operaciones e impide que se resuelvan los problemas con los se vive cotidianamente.

“Las sanciones no sustituyen el trabajo interno de una sociedad para producir sus cambios y cuando lo sustituye, que es cuando en efecto ocurren las invasiones militares, el resultado suele ser terriblemente malo”, comentó.

Según datos recopilados por la encuestadora, el entorno país está caracterizado por el 91.4% de la población venezolana que siente que el país está mal o muy mal. Esto se traduce en un genérico efecto emocional de sentimientos negativos de la sociedad como la tristeza, el miedo, la angustia, la frustración y la necesidad por sobrevivir.

Para el economista, estos sentimientos se han levantado gracias a la aparición de líderes políticos como el diputado Juan Guaidó, a quien catalogó como un “perfecto desconocido” a principios de año, ya desvinculado del pasado y de los políticos que la sociedad había rechazado.

No obstante, León sostuvo que a lo largo de todo el año, la probabilidad de cambio que Guaidó había prometido desde enero, es la misma que se siente hoy en día, “solo que la ausencia de alternativas y el rechazo por Maduro hace que ese liderazgo todavía se mantenga cerca del 42% de aceptación popular, que significa que (Guaidó) todavía sigue siendo un líder muy importante en el país”, detalló Luis León.

Leer más: http://www.bancaynegocios.com/




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.