Romelu Lukaku celebrando tras marcarle un gol al Bayer Leverkusen. / Foto EFE

Romelu Lukaku fue el factor diferencial en la victoria (2-1) del Inter frente al Bayer Leverkusen en los cuartos de final de la UEFA Europa League. El belga marcó un gol y fue una constante amenaza para el equipo alemán.

Con esta victoria, el conjunto italiano llega a semifinales y se confirma como uno de los grandes favoritos para llevarse el trofeo. El rival del Inter en ‘semis’ se conocerá este martes, cuando Basilea y Shakhtar Donetsk se vean las caras para definir quién avanzará a semifinales.

Antonio Conte sacó el mismo once titular que venció al Getafe en octavos, con Eriksen y Alexis Sánchez en el banquillo. La idea, desde un principio, era clara: balones largos a la espalda de la defensa para aprovechar la potencia y velocidad de Lukaku.

La superioridad del equipo italiano no tardó en traducirse en goles en el marcador. A los 20 minutos, ya iban ganando por dos goles a los germanos. En el 14′, Nicolo Barella disparó con el exterior del pie desde la frontal del área y su remate se coló por el palo derecho de Hrádecky. 1-0 y Conte celebraba en la banda.

En el 20′ fue Lukaku el que aumentó la diferencia a favor de su equipo. El belga recibió el balón en el área, aguantó a su marcador con el cuerpo y remató de zurda para anotar su noveno gol consecutivo en la Europa League.

Dos minutos más tarde, el ex del Manchester United tuvo el 3-0 en sus botas. Sin embargo, falló en el uno contra uno frente al portero del Bayer, que detuvo su disparo.

Apenas cuatro minutos después, el ritmo goleador del encuentro continuó, pero esta vez el conjunto de las ‘aspirinas’ era el equipo anotador. Havertz, la joya alemana del Leverkusen, fue el encargado de recortar distancias tras definir dentro del área con un potente disparo en el que Handanovic poco pudo hacer.

El VAR, posteriormente, se convirtió en proagonista al anular un penal pitado por el juez del encuentro por una supuesta mano en el área de los alemanes. Por lo tanto, el Inter se quedó con las ganas de cobrar una pena máxima que, probablemente, habría encarrilado el encuentro.

Tras el entretiempo, el Leverkusen adelantó sus líneas, mientras que el Inter siguió apostando al balón en largo para Lukaku. Sin embargo, los atacantes neroazzurros no se vieron finos de cara a portería.

Entre el empuje del Bayer y los fallos del Inter, se fue terminando un encuentro en el que los italianos salieron como vencedores. Ahora, sólo están a dos partidos de levantar la segunda copa internacional más importante a nivel de clubes europeos.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.