El Supremo Tribunal Federal (STF) de Brasil postergó hasta el 4 de abril la decisión sobre el pedido del expresidente Luiz Inacio Lula da Silva para evitar la prisión, pero le garantizó que no será encarcelado hasta que no concluya el debate.

La decisión da un respiro al líder de la izquierda, que corría riesgo inminente de ir preso si un tribunal de apelaciones rechazaba el próximo lunes sus últimos recursos de segunda instancia.

Dos veces presidente de Brasil (2003-2010), Lula se encuentra en el sur del país en plena pre-campaña proselitista, a pocos meses de las elecciones presidenciales en las que se perfila como favorito, pese a su atribulada situación judicial.

Ahora no hay ningún riesgo de prisión hasta que el STF juzgue el habeas corpus, explicó a la AFP Aury Lopes Jr, profesor de Derecho Penal en la Universidad Católica de Rio Grande do Sul.

La discusión fue postergada para el 4 de abril porque la corte no sesionará durante la semana santa.

Partidarios y detractores de Lula se concentraron afuera del tribunal en Brasilia, con pancartas que pedían la prisión o la libertad del exmandatario. “Hoy es un día muy importante para Brasil. Lula siempre tiene una estrategia de aprovecharse de la situación y no cumplir la ley”, afirmó el repartidor Marcelo Venancio, de 26 años.

En la acera contraria, la profesora jubilada Sandra Correia, de 65 años, aseguró que no hay ninguna prueba contra Lula.

Según la jurisprudencia actual, Lula podría ser encarcelado una vez agotados los recursos en segunda instancia judicial.

Lee también:Corte brasileña postergó análisis del pedido de Lula para no ir a prisión

Pero la defensa accionó al STF pidiendo un “habeas corpus preventivo”, es decir, que Lula no sea encarcelado hasta que su caso no sea analizado por cortes superiores.

Se esperaba que el STF zanjara este mismo jueves la cuestión, pero los magistrados dedicaron varias horas a discutir si el “habeas corpus preventivo” presentado por la defensa de Lula para evitar su prisión era un recurso admisible desde el punto de vista formal.

La inminencia de los feriados llevó a los jueces a postergar la discusión y a concederle a Lula una cautelar para asegurarle el derecho a permanecer libre.

 – Alivio para sus partidarios –

La expedición de ese salvoconducto respeta la Constitución. “Esperamos que ese sea el camino del Supremo en la decisión final”, tuiteó la presidenta del PT Gleisi Hoffmann.

Lula fue condenado en el marco de la megacausa “Lava Jato” por recibir un apartamento de lujo de la constructora OAS, implicada en el escándalo de sobornos de Petrobras.

El expresidente asegura que no existen pruebas en su contra y cuestiona la imparcialidad de los jueces que trataron su caso hasta ahora, acusándolos de querer sacarlo de la disputa electoral.

Si el STF le concediese el “habeas corpus”, Lula podría recurrir en libertad hasta que su caso llegue a cortes superiores.

Pero aún en ese caso, Lula no debería librarse de la inhabilitación que impone la justicia electoral a los candidatos condenados en segundo grado.

Líder holgado en los sondeos de intención de voto, el futuro electoral del expresidente (2003-2010) recién se dilucidará durante la ventana de inscripción de candidatos, entre el 20 de julio al 15 de agosto.

Además, existen otros seis procesos contra él, por los cuales todavía no ha sido juzgado.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.