Carmen Garbi, madre del preso político Antonio Garbi (FOTO Andrés Galindo)
COMPARTE

En un árbol cercano a la iglesia Nuestra Señores de los Dolores, en la Casa Don Bosco, Carmen de Garbi decidió encadenarse. Allí estará hasta lograr la libertad de su hijo, Antonio Garbi González, y de todos los presos políticos, o hasta que su salud se lo permita.

Mientras Maduro arremetía nuevamente, desde el Campo de Carabobo, contra dirigentes opositores,  la preocupada madre  se encadenaba.  Garbi González lleva año y medio detenido, sin que hasta ahora se le haya comprobado ninguno de los delitos que el Ministerio Público le imputa.

El estudiante de mercadeo en la Universidad José Antonio Páez (UJAP)  y productor del programa radial Malibú Brother, de moda en Valencia para ese momento, es acusado de ser el presunto responsable de la muerte del capitán de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), Ramzor Ernesto Bracho Bravo (36), ocurrida el 12 de marzo de 2014,  durante los hechos de violencia registrados en el Distribuidor Mañongo, según la página web del Ministerio Público.

Carmen de Garbi es una convencida de la inocencia de su hijo. “Yo he sido muy paciente, he seguido todos los pasos legales, pero no he conseguido nada. A mi hijo se lo llevaron preso un 4 de junio de 2015,  y hasta ahora no se le ha probado delito alguno, por eso como el resto de las madres que en este momento tenemos un  hijo tras las rejas por disentir de las acciones e ideologías del Gobierno, no escatimaré sacrificio alguno para verlo fuera de esa cárcel donde lo tienen recluido”, contó, acompañada por varios representantes de la sociedad valenciana y del abogado Eliezer Jiménez, defensor del joven.

Las mismas cadenas

Las cadenas pintadas de amarillo, utilizadas por Carmen de Garbi, tienen historia. Fueron utilizadas por Marvinia Jiménez, valenciana, madre de familia y costurera de 34 años de edad, insultada, golpeada, arrastrada y detenida por agentes de la Guardia del Pueblo el lunes 24 de febrero de 2014, durante protestas en La Isabelica.

La brutal agresión por parte de funcionarios de la Guardia del Pueblo fue documentada con fotografías y videos de profesionales y amateurs que dieron la vuelta al mundo, durante las manifestaciones que estallaron en Venezuela en febrero de 2014.

Pero a la funcionaria responsable no solo no se le hizo proceso judicial alguno, sino que además fue ascendida de rango. De allí que en una acción similar emprendida por Carmen Garbi,  Marvinia Jiménez se encadenara para exigir justicia.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.





Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.