Niño asesinado
COMPARTE

Por haber dado versiones contradictorias sobre la desaparición y muerte de su hijo quedó detenida Iraira Zaiter Mendoza Gil (19), madre del pequeño David Jivan Gómez Mendoza (2), cuyo cadáver fue desenterrado el miércoles en un terreno, a 40 metros de la casa del novio de la mujer, en la terraza 30, barrio Los Cotorros, en la UD-2 de Caricuao.

El presunto autor material en el asesinato, Daniel Alejandro Mendoza Gil, de 23 años, también está detenido. El hombre le propinó al bebé 3 puñaladas en el abdomen y en el estómago.

En rueda de prensa el comisario Douglas Rico, director general del Cicpc, confirmó el esclarecimiento del caso y destacó la colaboración por parte de grupos comunitarios para la detención del presunto indiciado.

El jefe policial estuvo acompañado por el comisario Daniel Álvarez, jefe de la División de Homicidios, y la comisaria Aliska Vera, jefa de la División Contra la Violencia de la Mujer y la Familia, dependencias que tuvieron a su cargo la investigación.

En la morgue de Bello Monte estaban familiares, maternos y paternos del bebé, esperando los restos para llevarlos a enterrar en Los Jardines del Cercado en Guarenas.

Muy consternados comentaron que ni siquiera lo pueden velar. Dentro de todo el sufrimiento expresaron que al menos salieron de aquella incertidumbre, cuando creían que el niño estaba secuestrado y les angustiaba pensar si le daban de comer, si lloraba, si lo maltrataban.

Los padres del niño se habían separado hace un año. El es Leunam Gómez (19), vive en Guatire con su madre y trabaja en el depósito de una discoteca. Iraira Mendoza, ama de casa, vivía con su padre y su hijo en Chapellín, sector de La Florida. El pequeño pasaba tiempo con su padre porque la abuela lo venía a buscar a Caracas y se lo llevaba para Guatire. Cuando desapareció tenía 20 días de haber estado con su padre y su abuela.

Iraira fue con su hijo el sábado a visitar a su novio Daniel Mendoza en el barrio Los Cotorros. Al día siguiente ocurrió la desaparición del pequeño, en la casa de Daniel Mendoza, quien vive con su madre.

En el Cicpc, Iraira dio diferentes versiones. Primero dijo que el niño se había perdido en una fiesta, refiriéndose a un local donde toman licor y escuchan música. Luego que su novio lo había cambiado por una deuda de droga. Después alegó que se lo habían llevado mientras jugaba con un perrito en el patio de la casa y ella estaba cocinando. También dijo que ellos pensaban irse a vivir a Panamá y tenían que deshacerse del pequeño porque no podían llevárselo. Finalmente alegó que les habían echado una brujería.

El comisario Douglas Rico explicó que la conducta de la mujer les hizo sospechar que algo extraño había detrás de todo, por lo que fue notificado el Ministerio Público y quedó detenida.

Rico hizo un llamado a las familias, para que estén muy pendientes cuando una madre con un hijo pequeño entable una nueva relación sentimental.

Extraoficialmente se supo que el día que los padres biológicos del niño y el novio de la madre acudieron al Cicpc, el novio se escapó mientras interrogaban a la madre.

A través de llamadas que hizo a los grupos comunitarios del barrio, el sujeto indicó el sitio donde había enterrado el cuerpo del pequeño y prometió entregarse en las próximas horas. El hombre se encontraba en Higuerote, municipio Brión del estado Miranda, de donde fue traído a Caracas.

Daniel Mendoza Gil estuvo preso por robo, pero no registra antecedentes.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.