COMPARTE

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, dijo este domingo que espera ansioso que se convoquen las postergadas elecciones municipales y a gobernadores, que es una de las principales exigencias de la oposición en la calle.

“Yo estoy ansioso que se convoquen las elecciones de gobernadores y alcaldes para darles una pela [gran derrota] a esta gente muy pronto, que dejen el guarimbeo [protesta violenta] y la violencia, para responderles con votos”, dijo Maduro en su programa dominical.

Las elecciones de gobernadores debieron realizarse en diciembre de 2016, pero el poder electoral las suspendió y aún no tienen fecha. Las de alcaldes están pautadas para este año y las presidenciales, las únicas a las que se había referido Maduro en los últimos días, para diciembre de 2018.

Desde hace días, en jornadas que han terminado en violencia, la oposición ha exigido en manifestaciones que se celebren las elecciones atrasadas y se adelanten los comicios presidenciales.

“El farsante y golpista no quiere elecciones de ningún tipo! Nosotros seguimos en defensa de la Constitución! NO al AUTOGOLPE!”, escribió en Twitter el líder opositor Henrique Capriles, que fue inhabilitado por 15 años y en principio no podrá ser candidato.

Maduro, que venció por un estrecho margen a Capriles, advirtió que un gobierno de oposición “no duraría una semana en Venezuela”.

“Un gobierno de la derecha en Venezuela que tome el poder por la fuerza lo derrotaríamos con el poder de la fuerza cívico-militar del pueblo en horas y radicalizaríamos esta revolución bolivariana al nivel más profundo que la historia haya conocido en América”, insistió.

“E inclusive un gobierno que accediera por unas elecciones manipuladas como fueron las de 2015”, en las que la oposición asumió amplia mayoría del parlamento, “cuando vengan a imponer su paquete económico, este pueblo se alzaría porque el pueblo venezolano está en paz porque nosotros lo tenemos en paz”, siguió.

Maduro enfrenta una crisis económica que se agravó con la caída del precio del petróleo y que se caracteriza por la escasez de alimentos y medicinas y la inflación más alta del mundo, proyectada por el FMI en 1.660% para 2017.

El colapso minó su popularidad, al punto que siete de cada diez venezolanos quieren un cambio de gobierno, según una reciente encuesta de la firma Venebarómetro. Aunque Maduro atribuye la crisis a una “guerra económica” de la oposición apoyada por Estados Unidos.

DERECHA DESESPERADA

Maduro aseguró desde Barquisimeto que hay una derecha desesperada tratando de hacerle daño. Pero indicó que su mayor escudo y su mayor protección es el pueblo venezolano

“A Dios rogando y uno ciudadandose”, dijo durante su programa dominical.

Maduro pidió al chavismo estar alerta con los traidores. “Nosotros los hijos y hermanos de Hugo Chávez no hemos traicionado ni traicionaremos el legado de Chávez. Nunca está de más llamar a la lealtad”, expresó.

A sus seguidores les dijo que cuando haya que movilizarse lo harán, en planes para asegurar la paz, “porque a Venezuela no la van a incendiar estos descocados de la extrema derecha”.

Los instó a no dejarse robar la Semana Santa, y pidió a los venezolanos denunciar con nombre y apellido a los violentos.

Reinteró su llamado al diálogo y dijo que lo haría “una y mil veces”, a pesar de las gestiones intervencionistas de la derecha. Su objetivo: buscar caminos de entendimiento por una Venezuela de paz y de prosperidad.

OBAMA Y BUSH

El jefe de Estado venezolano considera que al expresidente de Estados Unidos, Barack Obama se le fueron los últimos cuatro de su gobierno, subestimandolo.

“Ese obrero tiene cara de bruto, a ese lo tumbamos (…) pero cuatro años después lo que estoy es más duro. Y soy un presidendete independiente (…) no dependo de grupos económicos ni embajadas”, aseveró.

Para Maduro el único proyecto de país lo tienen los bolivarianos, y aseguró que solo el chavismo puede gobernar a Venezuela.

Añadió que en ocho años del gobierno de George W. Bush, Venezuela también revirtió y contuvo los ataques. “Ellos no pudieron con Venezuela”.

Al Comando Sur de los Estados Unidos y al Departamento de Estado les dijo que no permitirá que Venezuela sea un pueblo intervenido, y menos una colonia del imperio.

CARNET DE LA PATRIA

Maduro informó que hasta la fecha, 10 millones de venezolanos se han censado en todo el país para obtener el Carnet de la Patria. (RMR)




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.