Nicolás Maduro. (Foto avn.info.ve)
COMPARTE

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo este miércoles que espera lograr, mediante el proceso de diálogo en el que participan delegados de su Gobierno y de la oposición, una nueva Asamblea Nacional (AN), un órgano que actualmente está controlado por el antichavismo.

Venezuela necesita una nueva Asamblea Nacional (…) y yo quiero que sea a través de la mesa de diálogo que se conduzcan los procesos políticos de paz“, sostuvo el jefe de Estado desde el palacio presidencial de Miraflores, en una rueda de prensa con medios locales y extranjeros.

Maduro afirmó que a Venezuela le hace falta una Asamblea distinta a la actual por lo que, continuó, aspira que la Cámara, declarada en desacato por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), salga del foso en el que está, donde la tienen secuestrada aunque, agregó, ve difícil “que salgan de la trampa”.

Por otra parte, el presidente venezolano indicó que los acompañantes internacionales de la mesa diálogo ya están llegando al país para una sesión de trabajo bien interesante que, dijo, se llevará a cabo durante los días jueves y viernes.

Aseguró que los delegados del oficialismo han preparado todas las líneas de acción para dirimir en las negociaciones el conflicto entre el Legislativo y el resto de los poderes pues, consideró, la Cámara se ha anulado y destruido.

“Llegará el día en que rescatemos la Asamblea Nacional con la Constitución y el pueblo (…) para ayudar a la estabilidad económica y al crecimiento de la Venezuela potencia”, sumó.

En septiembre pasado, el Supremo declaró en desacato a la Cámara al considerar la nulidad de todos los actos legislativos, ya que el Parlamento rechazó una sentencia anterior que ordenaba la desincorporación de tres diputados opositores por supuestas irregularidades en su elección.

A principios de enero, el Parlamento votó a favor de desincorporar a los tres legisladores, pero el Supremo ha dicho que esto no saca a la Asamblea Nacional del desacato porque, asegura, la directiva del Parlamento fue juramentada en desacato y por tanto sus decisiones son “nulas”.

Entretanto, las negociaciones entre el Gobierno y la oposición entraron en diciembre en una “fase de revisión” por el incumplimiento de los acuerdos, algo por lo que las partes se acusan mutuamente.

La oposición venezolana, reunida en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) ha dicho que no se reunirá con el Gobierno hasta tanto el oficialismo no cumpla con los acuerdos entre los que se cuentan la liberación de políticos presos y el establecimiento de un cronograma electoral que incluya comicios presidenciales.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.