El presidente Nicolás Maduro declaró en una entrevista con la cadena de televisión española La Sexta, difundida este domingo, que seguirá mandando un “bolivariano” en Venezuela en 2019, tras las elecciones presidenciales.

Respondiendo al periodista Jordi Évole, que le preguntaba si se presentará como candidato en los comicios, previstos para finales de 2018, Nicolás Maduro, en el poder desde 2013, dijo que eso lo tendrá que decidir el “movimiento bolivariano venezolano”.

“Ni me ofrezco ni me niego […] Lo que sí te puedo decir es que aquí, en el palacio de Miraflores, seguirá mandando un bolivariano. Eso sí te lo puedo asegurar”, declaró.

El sucesor del presidente Hugo Chávez (1999-2003) también afirmó que no había presos políticos en Venezuela, al contrario de lo que aseguran varios países, incluido España.

De los opositores encarcelados, ninguno está preso por haber sido líder político, por haber promovido una idea, sino porque violaron las leyes, aseguró Maduro.

Según la oenegé Foro Penal Venezolano, hay 353 presos políticos en Venezuela. Nicolás Maduro puso en duda la credibilidad de esa organización, afirmando que estaba dirigida por delincuentes y financiada por organismos de inteligencia de los Estados Unidos.

Respecto al caso de Leopoldo López, opositor emblemático al poder chavista detenido a principios de 2014 y actualmente en prisión domiciliaria en Caracas, el presidente venezolano afirmó lamentar esta situación, pero aseguró que quiere que pague con las leyes de Venezuela los crímenes que cometió.

Fue condenado a casi 14 años de cárcel, acusado de haber incitado a la violencia durante unas manifestaciones antigubernamentales que dejaron 43 muertos, en 2014.

“Lamento verdaderamente que su palabra empeñada […] en respetar los mecanismos democráticos no lo haya hecho. Y que haya provocado 43 muertos, haya provocado más de 900 heridos […] y haya intentado públicamente […] durante 6 meses del año 2014, derrocar el gobierno legítimo”, declaró Maduro.

Venezuela está sumida desde hace varios meses en una grave crisis política. Las manifestaciones antigubernamentales de primavera dejaron 125 muertos y la oposición denuncia una dictadura.

El país, muy dependiente de los ingresos del petróleo, también padece escasez, principalmente de alimentos y medicamentos, una hiperinflación y una amenaza de default.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.