(Foto referencial)

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, volvió hoy a encabezar actos de calle en el marco de la campaña electoral que arrancó el domingo de cara a las presidenciales del 20 de mayo, en las que buscará la reelección.

El candidato oficialista, que hizo casi todas sus actividades de precampaña en Caracas, en espacios cerrados y controlados por su Gobierno, finalmente inició una serie de concentraciones proselitistas en el estado Bolívar (sur), donde logró reunir a cientos de simpatizantes.

Lo primero que hizo el líder chavista fue recibir una especie de bendición indígena en el parque nacional La Llovizna, en un acto en el que participaron niños y chamanes, y del que aseguró haber salido “renovado” y con la “fuerza” para ganar las votaciones, en las que no participará el grueso de la oposición por considerarlas fraudulentas.

Durante una rueda de prensa con periodistas de la entidad sureña, Maduro se presentó a sí mismo como un hombre más “experimentado”, distinto al “novato” que fue cinco años atrás cuando asumió la Presidencia tras la muerte de su antecesor, Hugo Chávez (1999-2013)

“Sé lo que quiero, sé lo que quiere el pueblo y estoy preparado como nunca antes para en los próximos seis años hacer a nuestra patria una patria bonita (…) aquí estoy de pie, mira, más fuerte que nunca, listo para la batalla”, aseveró.

Luego, frente a cientos de partidarios y desde una tarima, el chavista pidió activar toda la maquinaria para garantizar su victoria, sin dejar de reconocer que en su Administración “hay muchas cosas pendientes por hacer” frente a la severa crisis económica nacional.

El país va “a un gran cambio, a una gran renovación de la revolución, pero sobre todo tenemos que ir a una gran revolución económica que acabe con la guerra económica”, aseguró.

Con ello se refirió muy brevemente a la guerra económica, como denomina al supuesto ataque de agentes externos contra la economía venezolana y por la que hace responsable de que la nación, con mayores reservas petroleras, viva ahora la peor crisis de su historia.

“Si ustedes me reeligen como presidente de la república para el periodo 2019-2025, lo juro aquí en esta tierra sagrada (…) me comprometo a vencer definitivamente la guerra económica”, subrayó.

Para ello, señaló, se desplegará “una maquinaria imbatible” que sostiene que “aquí hay solo dos opciones, el candidato del pueblo, el candidato de la patria, el candidato de la clase obrera”, que es como Maduro se refiere a sí mismo, o “la oligarquía” que son sus adversarios.

Maduro visitó luego el estado Barinas (oeste) y encabezó otro acto masivo en una vía pública, así como una entrega de viviendas a personas de bajos recursos económicos. Todos los actos del jefe del Estado fueron transmitidos por el canal estatal VTV.

Por su parte, la plataforma opositora Frente Amplio Venezuela Libre reiteró este lunes su llamado a una protesta nacional contra el Gobierno y las elecciones este jueves, y señaló que esta será una “operación telaraña” para exigirle al mandatario chavista “que salga del país”.

“Lo que vamos a hacer es una protesta que nosotros llamamos operación telaraña para ir metiendo en esa madeja (…) al presidente de la república, para que salga del país y para que se acabe el drama que estamos viviendo”, dijo a periodistas el vocero de la coalición antichavista, Víctor Márquez.

Márquez explicó que los opositores se manifestarán de forma “pacífica, pero contundente” en sus centros laborales contra los “elementos comunes” que afectan a los venezolanos, como el “hambre” y la “represión”.

Entretanto, tres de los cuatro contendientes de Maduro para las presidenciales sumaron hoy actos a la campaña.

El pastor evangélico Javier Bertucci visitó dos entidades federales del centro del país en los que reiteró que el país necesita un nuevo líder y se ofreció a ocupar ese lugar.

El ingeniero Reinaldo Quijada, de los menos populares de la contienda, aseguró en una entrevista televisiva que centrará sus esfuerzos en la “reconstrucción” política, institucional y económica.

Y el exgobernador Henri Falcón, un exchavista que desobedeció el llamado abstencionista de la oposición al inscribir su candidatura, presentó su plan de Gobierno en el que reiteró su propuesta de dolarizar la economía nacional. 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.