Luis Guillermo Padrón, dirigente sindical. (Foto archivo)

El gremio educativo continúa sin respuestas justas a sus exigencias. A modo de protesta ante esta situación, los maestros paralizarán las actividades escolares virtuales que el Ministerio de Educación del régimen madurista les exige cumplir, anunció Luis Guillermo Padrón, representante en Carabobo de la Federación Venezolana de Maestros (FVM).

“No se va a hacer ningún tipo de trabajo on line ni asistir a las escuelas”, señaló este lunes Padrón al explicar que el paro inicia esta semana y podría extenderse por varios días, ya que los docentes ni siquiera cuentan con los recursos necesarios, como conexión a internet o equipos tecnológicos, para impartir clases a distancia.

El Ministerio de Educación depositó a los maestros una bonificación por Semana Santa de 4.750 bolívares con 38 céntimos ($0,04), lo que el representante gremial calificó como una burla, si se toma en cuenta que la Canasta Alimentaria Familiar supera los 26 millones de bolívares, según el  último reporte del Centro de Documentación y Análisis Social (Cendas).

El sector educativo demanda el cumplimiento de sus reivindicaciones laborales: ajuste salarial acorde a la realidad del país y “cálculo real” de los beneficios monetarios, que superan el 280%. “Nosotros estamos pidiendo una compensación con base a 500 dólares calculados en bolívares”, expuso el profesor.

“Otro abuso”

Padrón criticó que las autoridades educativas hayan convocado a los maestros a reunirse en las escuelas y liceos, a fin de realizar la planificación que se pretende ejecutar vía web, debido a que se estaría incumpliendo con la cuarentena preventiva ante la propagación de la COVID-19 en el país. A su juicio, se trata de otro abuso por parte del ministerio.

“Nosotros instamos a los docentes a no arriesgar sus vidas, ya que ni los directores ni los supervisores les garantizan que su salud va a estar resguardada”, sentenció el presidente de la junta sindical transitoria de la FVM en la entidad carabobeña.

El 7 de abril el ministro de Educación, Aristóbulo Istúriz, informó sobre la suspensión indefinida de las actividades escolares presenciales. “Suspendimos las clases presenciales y hacemos uso de las estrategias pedagógicas de aprendizaje a distancia”, dijo el funcionario madurista.

Esta medida fue contundentemente rechazada por el gremio educativo, ya que la plataforma tecnológica existente en Carabobo y en el resto del país es deficiente, aseguró Padrón.

Sueldos pírricos

La profesora Mariana Flette trabaja en una escuela nacional y en otra adscrita a la Asociación Venezolana de Educación Católica (AVEC). El pasado 8 de abril recibió en su cuenta el pago de ambas instituciones, más el bono de Semana Santa, y lejos de alegrarse solo se decepcionó todavía más: la suma de los tres ingresos no llegaba a 600 mil bolívares. 

“Son sueldos pírricos”, afirmó Flette, quien ni siquiera teniendo dos trabajos logra cubrir sus necesidades. Para adquirir la Canasta Alimentaria Familiar de un mes, necesitaría al menos 52 meses de ambos sueldos.

Sobre la educación desde casa, la docente manifestó estar en contra. “Nos mandan a las casas y no tenemos internet, se nos va la luz. Muchas veces ni siquiera agua nos llega”.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.