Gricelda Sánchez, secretaria de contratación colectiva y reclamos del Sindicato Venezolano de Maestros del Distrito Capital. (Foto cortesía La Patilla)

Vieja demanda. En eso se han convertido para los mestros venezolanos los reclamos ante el Ministerio del Trabajo, cansados de recibir sueldos de hambre, de no ser escuchados y muchos menos dignificados.

Ante lo que pudiera servir de recordatorio, los gremios se hicieron eco de sus viejas luchas, antes de que el ministro de Educación se reúna con las distintas federaciones del sector, para discutir el contrato colectivo.

Un grupo importante de maestros tomó las puertas del ente ministerial, para continuar clamando por mejores salarios, el reintegro de las prestaciones sociales “secuestradas por el Gobierno de Maduro a causa de la brutal hiperinflación”.

De la misma forma, los profesionales de la educación del país rechazan el proyecto de ley del Ejercicio de la Profesión Docente, por considerar que este impone un modelo comunal en las escuelas.

Así lo dejo claro Gricelda Sánchez, secretaria de contratación colectiva y reclamos del Sindicato Venezolano de Maestros del Distrito Capital, quien emplazó, tanto a Eduardo Piñate como a las propias federaciones de educadores, a discutir el contrato colectivo de cara al gremio docente, recordando que el vigente, hoy día ha sido violado repetidas veces por la administración de Nicolás Maduro.

“Exigimos condiciones laborales dignas, con un salario decente para los maestros, el cual en nuestra opinión debe rondar los $600, además se nos cancelen el 280% de la deuda con sus recurrencias, políticas de seguro de HCM para que dejen de morirse los maestros de mengua en los hospitales. Sin olvidarnos de reactivar el servicio del Ipasme el cual está en ruinas”, afirmó elpitazo.net.

“Una legislación violatoria totalmente a la Constitución, teniendo como objetivo partidizar aún más la educación venezolana reafirmando la cruel realidad vivida hoy en las escuelas convertidas en centros controlados por el PSUV, ocasionando la suspensión de centenares de maestros solo por exigir humanas condiciones de trabajo y rechazar la injerencia de partidos políticos dentro de las aulas de clases”, reiteró.

En este mismo orden de ideas, la presidente de la asociación civil para la Formación de la Dirigencia Sindical (FORDISI), concluyó exigiendo el cese de la persecución contra el gremio de profesores, donde hasta un maestro del estado Sucre como Robert Franco se encuentra preso desde más de 6 meses, acusado injustamente de terrorismo.

“Exigimos estabilidad laboral ya que con estas condiciones ningún docente podrá reincorporarse a clases, recordando que desde 2018 el régimen de Maduro nos dejó sin salario real. Lo que recibimos mensualmente son limosnas”, concretó.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.