Foto: Vicente Soto

Los dos factores con mayor cuestionamiento durante la serie frente a Caribes de Anzoátegui, donde Navegantes del Magallanes sucumbió en cinco encuentros, fueron subsanados en el súbito juego frente a Tigres de Aragua. Omar Malavé y su pitcheo, con principal protagonismo de los brazos  relevistas, salieron a flote.

A priori, el duelo entre bengalíes y bucaneros tenía elementos pintorescos que le dieron un toque aún más dramático al que de por sí representa el marco de un juego por el comodín. Carlos García en su rol de manager salvavidas y Clemente Álvarez como mano derecha, tenían la irónica posibilidad de eliminar al equipo donde se hicieron grandes como peloteros y recibieron la etiqueta de “emblemas turcos” , sin embargo, la tragicomedia solo quedó como una posibilidad.

La Nave salió vencedora cuatro carreras por una en sus aguas, el estadio José Bernardo Pérez de Valencia frente a ocho mil 132 espectadores que se dieron cita para presenciar la clasificación del home club a la semifinal, donde enfrentará a Cardenales de Lara desde este jueves en Barquisimeto.

Todo podía pasar pero nuestro bullpen dio el todo por el todo. Estos son los juegos donde los grandes equipos se crecen y aquí estamos, Magallanes otra vez en semifinales” declaró un extasiado Omar Malavé luego de recibir un abrazo por parte del presidente de la organización eléctrica, Roberto Ferrari, en medio de la celebración en el terreno.

Desde el primer inning la carabela tomó la ventaja en la pizarra para nunca perderla. Sencillos consecutivos de Endy Chávez, Ronny Cedeño y Jesús Valdez trajeron la primera rayita en los pies del capitán del barco. Mientras que Mario Lisson, alineado como quinto en el orden al bate para la noche decisiva, disparó otro hit para traer la segunda y acabar con la labor de Wilfredo Ledezma, quien solo pudo retirar a Dustin Martin.

Como cuarto bate durante toda la temporada tuve más de 40 impulsadas y promedié casi. 300, no tengo presión en ese lugar del lineup pero tuve un pequeño bajón ante Caribes. Malavé habló conmigo para colocarme hoy en el quinto puesto y no tuve problemas en aceptarlo ” admitió Lisson, quién se fue de 3-2 con doble, empujada y un boleto negociado en el compromiso.

Foto :Vicente Soto

 

El iniciador navegante, Omar Bencomo Jr., transitó durante 4.1 entradas y a pesar de permitir seis incogibles solo aceptó una carrera limpia. Siendo José Mijares, quien entró a relevarlo, el pitcher ganador luego de dominar en una situación de apremio a Alberto Callaspo con dos hombres en las bases y la pizarra 3-1.

A partir de ahí, los relevistas magallaneros Enderson Franco, Luis Rico, Deolis Guerra y Pedro Rodríguez solo permitieron tres inatrapables en 4.1 capítulos, incluidos cuatro ponches combinados para preservar la ventaja.

Todo le funcionó a Malavé en la jornada, desde la decisión de colocar a Lisson como quinto en el lineup, hasta la sentencia de nombrar a Rodríguez como el cerrador para la noche, en detrimento del hombre récord Hassan Pena.

Tigres, por su parte, se despidió por segunda campaña seguida  por la vía del comodín. En la zafra anterior su verdugo fueron los Tiburones de La Guaira.

Ahora, Magallanes con Jonathan Albaladejo en la lomita enfrentará a los crepusculares en el estadio Antonio Herrera Gutiérrez este jueves a las 7 pm. Buscando regresar al puerto final.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.