El marcador culminó 11-2 a favor de los valencianos. Foto cortesía: lvbp.com.

Los Navegantes del Magallanes descargaron todo su poder ofensivo ante su eterno rival y, con 13 imparables, pudieron derrotar 11 carreras por 2 a los Leones del Caracas en el Estadio Universitario.

En los primeros compases del compromiso, se presentó un duelo de abridores entre el nuevo tripulante Eduardo Pérez -firmado este mismo domingo por los turcos- y Carlos Quevedo, quienes mantuvieron el choque por una anotación durante el primer tercio del juego.

Esa única carrera realizada en los primeros tres tramos del partido arribó en los pies de Andretty Cordero, quien estando en la tercera almohadilla fue remolcado por un elevado de sacrificio del infielder Ronny Cedeño.

Cuando parecía seguir siendo un duelo cerrado, a Quevedo se le terminó la magia repentinamente en el cuarto capítulo, habiendo permitido sólo un incogible en los innings previos. En ese momento, con Yordan Manduley y Reynaldo Rodríguez en circulación, Alberth Martínez conectó su quinto cuadrangular de la temporada por las praderas del jardín izquierdo.

Dicho batazo del guardabosques de La Nave contagió al resto de la tripulación, la cual aprovechó el descontrol del pitcheo capitalino en el episodio siguiente para anotar cinco carreras y encaminar el triunfo naviero.

Engelb Vielma, con otro batazo de cuatro esquinas, empujó dos rayitas, gracias a que encontró a Leonardo Reginatto en la primera base. Seguidamente, Cade Gotta pisó el plato desde la inicial, producto de un error en tiro del jardinero Romer Cuadrado tras un sencillo de Manduley. Las otras dos carreras de la entrada llegaron en el madero de Jackson Valera, quien con un inatrapable fletó a Manduley y a Martínez.

Los filibusteros no se conformaron con la amplia ventaja conseguida de 8-1 en la pizarra, razón por la cual en el sexto acto volvieron a castigar a los brazos caraqueños. Luego de dos outs, Carlos Pérez dio doble que llevó al plato por tercera vez en el juego a Manduley y, en el turno siguiente, Rodríguez remolcó a Pérez desde la intermedia con un sencillo.

Ante tantos batazos de los carabobeños, fue poco lo que pudo hacer el equipo melenudo, que apenas pisó la registradora en una oportunidad más, gracias a un vuelacercas de Jesús Guzmán en el séptimo episodio.

Posteriormente, y siguiendo con la férrea ofensiva mostrada por el Magallanes, los dirigidos por Carlos García ocasionaron más daño en la novena entrada. Allí, registró la undécima rayita por un elevado de sacrificio de Gioskar Amaya, con Juan Infante en la antesala.

Con el lauro obtenido, La Nave Turca parece haber encontrado el camino rumbo a la clasificación, colocando su récord ahora en 15 ganados y 11 perdidos. Del otro lado de la moneda, los felinos decaen en su haber a 13 y 15.

Con información de Prensa LVBP.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.