Foto: @Laliga
COMPARTE

La Real Sociedad venció a un desorientado Málaga, en un partido donde se aprovechó de la dejadez local. Este juego significó la presencia de cuatro venezolanos en cancha por primera vez en la historia de la Liga y de cualquier otro campeonato de Europa.

El equipo malagueño salió con dos novedades en el once inicial, el central de la cantera Luis Muñoz por Diego Llorente, y el centrocampista portugués Sergio Paulo Barbosa Duda, por José Recio.

El Málaga salió impreciso, con errores en el pase, aunque tuvo la primera ocasión Camacho, en un remate de cabeza, que no llegó a la portería de Rulli.

La Real Sociedad controlaba el centro del campo, dominando, con Zurutuza y Granero, mandando, y con el delantero brasileño William José, de estilete, que pudo abrir el marcador con un lanzamiento raso, pegado al poste derecho de la portería.

Los locales, apagados, y demasiado replegados, no lograban superar el centro del campo donostiarra.

Un problema grave al que seguidamente se le unió la lesión muscular del delantero más goleador Sandro, sustituido por el venezolano Adalberto Peñaranda, quien hizo su debut con el cuadro andaluz.
El conjunto malagueño, tocado, tenía alguna acción esporádica dentro del área de la Real Sociedad, que no supieron esclarecer ‘Chory’ Castro y Peñaranda.

El partido entró en un vaivén para los dos equipos, pero sin jugadas concretas y empate a cero goles al descanso.

La segunda parte se inició de idéntica manera a como terminó la primera, anodino el juego, pero una falta, aparentemente sin peligro, favorable a la Real Sociedad la lanzó Iñigo Martínez, golpeó en un jugador de la barrera del Málaga y descolocó a Kameni, adelantando a su equipo.

Al  minuto 76 la cita con la historia llegó, el otro venezolano Juan Pablo Añor ingresó al campo por Pablo Fornals y por primera cuatro jugadores nacidos en tal país compartían en alguna de la cancha en la Liga Española.

Los criollos que compartieron en el terreno fueron: Mikel Villanueva, Roberto Rosales, Adalberto Peñaranda y Juan Pablo Añor.

El Málaga hundido, con un juego irreconocible, se desfondó notablemente y Juanmi, el exmalaguista, en presunto fuera de juego, consiguió el segundo gol, tras un centro por la derecha.

Era la sentencia a un equipo plano, sin argumentos, romo en ataque ante una Real Sociedad, dominante, que rentabilizó los regalos malaguistas.

EFE/Carlos Ortiz




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.