(Foto referencial/ cortesía)
COMPARTE

EFE.

Unos 155 millones de niños menores de cinco años en el mundo sufren retraso de crecimiento por una falta de nutrientes que pueden llegar a ocasionar daños irreversibles a la capacidad cerebral, reveló hoy el Informe de Nutrición Mundial 2017.

Además 52 millones de infantes no pesan lo suficiente con relación a su altura, señala el estudio elaborado por el Instituto Internacional de Investigación sobre Políticas Alimentarias (IFPRI, por sus siglas en inglés), que incorpora datos de más de 140 países.

El sobrepeso, que afecta a países de altos y bajos ingresos por igual, supone un reto a nivel global, ya que al menos 41 millones de niños menores de 5 años lo padece.

Un niño bien nutrido tiene 33% más de probabilidades de salir de la pobreza, reveló Jessica Fanzo, profesora de alimentación mundial y política y ética agrícola en Johns Hopkins University y copresidenta del Informe de Nutrición Mundial.

Problemas de anemia en mujeres en edad reproductiva, también indica el documento, lo cual puede “tener consecuencias para la salud materna e infantil”.

El 88% de los países estudiados soportan una grave carga de dos o tres tipos de malnutrición. Cuadro que subraya el impacto dañino que tiene en los esfuerzos mundiales ligados al desarrollo.

El estudio constata, además, que las tasas de sobrepeso y obesidad aumentan en casi todos los países y que dos mil millones de personas tienen sobrepeso o son obesos de una población mundial de siete mil millones.

Ninguno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) no podrán alcanzar para la fecha límite de 2030, sino hay cambios radicales. “Y fundamentalmente nuestra respuesta a la malnutrición en todas sus formas”, advirtió Corinna Hawkes, copresidenta del grupo de expertos independientes del informe y directora del Centro de Política Alimentaria de City University en Londres.

El estudio destaca la necesidad de que la nutrición ocupe un lugar central en los esfuerzos para poner fin a la pobreza, luchar contra las enfermedades, elevar los estándares educativos y combatir el cambio climático.

Una de las metas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) es poner fin a todas las formas de desnutrición en 2030, un objetivo que parece cada vez más difícil debido a que el avance de los países en este sentido “no es suficientemente rápido”. EFE




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.