Miles de manifestantes atravesaron avenidas de Buenos Aires con cánticos antigubernamentales. (Foto AFP)
COMPARTE

Activistas de izquierda y organismos sociales de Argentina convirtieron este martes una marcha para evocar la rebelión popular que hace 15 años tumbó al gobierno conservador de Fernando de la Rúa en un acto opositor a las políticas del presidente Mauricio Macri.

Miles de manifestantes atravesaron avenidas de Buenos Aires con cánticos antigubernamentales y cerraron el desfile con un acto en la Plaza de Mayo, frente a la sede del poder ejecutivo.

Los manifestantes portaban carteles que versaban “Macri pará la mano (detente)”, “Ninguna tregua a los ajustadores” y “Macri, basta de hambre y desempleo”.

Los mitines habían sido convocados para recordar las duras jornadas del 19 y 20 de diciembre de 2001, cuando centenares de miles de personas ganaron las calles en las principales ciudades para exigir la renuncia de De la Rúa, jefe de un sector conservador de la socialdemócrata Unión Cívica Radical (UCR).

En aquellos tiempos, el país estaba sacudido por una brutal recesión, un desempleo de 18%, la caída del poder adquisitivo de los salarios, el incremento sideral de la deuda y un corralito que inmovilizó depósitos bancarios en dólares de la clase media por casi 70.000 millones.

Tres lustros después, los partidos de izquierda, de escasa representación parlamentaria, denuncian que el gobierno de Macri apunta en el mismo sentido a endeudar al país para financiar un déficit fiscal que los economistas calculan en casi 6% del Producto Interno Bruto (PIB).

En un año del gobierno de centroderecha de Macri, Argentina aumentó la deuda en más de 50.000 millones de dólares hasta llevarla del 42% al 53% del PIB, según las principales consultoras económicas.

En 12 meses de macrismo, el desempleo creció de 6% a 10%, la pobreza alcanza al 32% de la población, el consumo cayó más de 5%, cerraron más de 2.000 pequeñas y medianas empresas junto con 6.000 comercios y el poder de los salarios cayó entre 10% y 15%, según informes del instituto oficial Indec y consultoras.

El 20 de diciembre de 2001, al atardecer y cuando se contabilizaban 38 muertos a raíz de la represión policial a las manifestaciones, De la Rúa presentó la renuncia y se marchó de la Casa Rosada (gobierno) en un helicóptero.

La madrugada del día 20, más de 150.000 personas habían exigido la renuncia del ministro de Economía, Domingo Cavallo, en una marcha hacia su casa en el exclusivo Barrio Parque. Cavallo, acorralado, renunció. Había sido el padre de la convertibilidad, el tipo de cambio de un peso a igual a un dólar, que rigió durante 11 años.

El acta de defunción de la convertibilidad y la devaluación la dictó el presidente elegido por el Congreso, Eduardo Duhalde. Días antes, el efímero presidente Adolfo Rodríguez Saá (duró una semana) había anunciado el ‘default’ de la deuda.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.