Guillermo Manosalva, presidente de la Cámara de Comercio de Valencia. (Foto: Archivo)
COMPARTE

El presidente de la Cámara de Comercio de Valencia, Guillermo Manosalva se pronunció en rechazo contundente a la forma hostil, arbitraria y autoritaria como la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde), que contribuye con el clima de incertidumbre y desarmonía impropio para lograr acuerdos en materia de economía en la mesa de diálogo.

El presidente del ente que agrupa al comercio carabobeño condenó el uso  frases que a su juicio son tan elocuentes que generan mucha desconfianza y citó varios ejemplos.

“Ordenamos la reducción inmediata del 30 y 50 por ciento en los precios de los productos de los sicarios económicos, que desde la semana pasada con el argumento del dólar criminal remarcaron todos los precios”, aseveró el Superintendente Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos, Williams Contreras.

También reprochó el  uso de otras frases muy negativas para crear un clima de convivencia:   “No vamos a permitir que se siga agrediendo al pueblo venezolano, tengan la seguridad que van a conseguir sus productos a precio justo, como lo señala la Ley Orgánica de Precios Justos, una ley creada por la revolución, una ley creada por el Presidente Nicolás Maduro y aquí estamos rodilla en tierra para garantizarle los derechos al pueblo venezolano”. Frase anunciada por Contreras durante una rueda de prensa.

Manosalva citó otra frase dicha por el representante del Sundde: “estamos decididos a defender la revolución con la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, con los CLAP, daremos la batalla en contra de los sicarios económicos, en contra de la MUD today y los que estén agrediendo a los venezolanas y a las venezolanas.

La realidad es que el ineficiente, ineficaz, corrupto y fracasado modelo económico del gobierno ha ocasionado una distorsión tan grande en la política cambiaria y monetaria, que ha convertido a la economía venezolana en un desastroso hervidero, empobreciendo la calidad de vida de todos los venezolanos hasta el punto que los comerciantes, hace pocos años éramos el sector que más ayudábamos a garantizar el consumo de los venezolanos, y hoy pasamos a ser unos verdaderos malabaristas para tratar de mantener abiertos nuestros negocios, con mercancía de calidad y variada, que se traducía en más empleos para los venezolanos, mayores ingresos para nuestros trabajadores, con mejores condiciones laborales e incluso asumiendo elevados pasivos laborales y que a estas fechas las ventas nos han superado el 60% ocasionándonos grandes pérdidas, condenó el presidente de la Cámara de Comercio de Valencia.

El dirigente empresarial  destacó que a la actual crisis se suma esta nueva agresividad. “A la ya constante inseguridad jurídica y ciudadana que nos ha obligado a pagar altos precios en los servicios de vigilancia privada, uso de cámaras de seguridad costosísimas, cercos eléctricos para contener el hampa desbordada, compra de faros y reflectores para iluminar las calles ante el mal servicio de alumbrado público, a pesar de pagar al día toda la gran cantidad de impuestos con que nos grava el estado y el municipio.

El directivo de la institución gremial destaca, que el gobierno se hace de la vista gorda ante la inmensa inflación y pretende que los comerciantes no puedan agregar a los productos el valor de reposición, ignorándolo; demostrando con esto su indiferencia y desconocimiento en los asuntos económicos, reflejando una perversidad manifiesta en la política cambiaria que es la verdadera causante del descalabro en el uso de los puntos de ventas del pasado viernes que se suma a la ineficiencia en los sistemas tecnológicos de CANTV.

Presumimos que todo esto apunta a la firme y decidida política de estado en terminar de acabar con el aparato productivo nacional, destruir el sistema de distribución y comercialización, afectando no solo al comerciante sino también al consumidor en todo caso, recalcó.

Desde la Cámara de Comercio de Valencia, le hacemos un llamado a los consumidores venezolanos a no prestarse a la ineficiencia y capacidad destructiva del gobierno nacional, y les recordamos aquella triste historia que significó el Dakazo del año 2014 que se convirtió en pan para hoy y hambre para mañana. No se dejen ilusionar por políticas falsas y ofertas indecorosas de ayuda a solventar esta crisis que ellos mismo han provocado, concluyó el representante del gremio del sector comercio.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.