Funcionarios del Cicpc se han mantenido en constante movilización por desapariciones.(Foto Referencial)
COMPARTE

Las desapariciones no cesan y han cobrado un saldo exorbitante de víctimas en los últimos tres años. Maracaibo ocupa el primer lugar como el municipio con el índice más alto de los casos.

Apenas se registra una denuncia, la Policía científica toma el caso y procede a iniciar la investigación respectiva mediante pesquisas y allanamientos durante el proceso de búsqueda de la víctima.

Si se trata de una desaparición por secuestro o extorsión, allí entra en juego el Grupo Antiextorsión y Secuestro (GAES) de la Guardia Nacional. Este cuerpo militar posee una exclusividad en el manejo de los delitos debido a que se dedica a actuar solo si avista la comisión de los crímenes de rapto, extorsión y secuestro, que hayan originado una desaparición.

La mayor cantidad de casos de desapariciones se avistaron este año también en los municipios Cabimas, Jesús Enrique Lossada, La Cañada de Urdaneta, Lagunillas, Mara, San Francisco, Santa Rita y Sucre.

Misterios

Un funcionario del GAES detalló en entrevista a La Verdad que desde 2014 hasta este año, manejaron cuatro casos de desapariciones. Estos son de gran magnitud y poseen un amplio historial de seguimiento. El cuerpo de seguridad decidió no revelarlos.

Las causas de estos hechos se les atribuyen a situaciones donde los delincuentes secuestran a la víctima y sus familiares pagan la extorsión del rescate, pero esta no es liberada.

Ancianos mantenidos en cautiverio y muertos por inanición, así como víctimas que reconocen a sus secuestradores y luego son asesinados, representan los móviles más comunes de este crimen.

El robo de vehículos es un delito muy practicado en Maracaibo, donde los ladrones retienen a los pasajeros y luego los asesinan, dejando sus cadáveres a la deriva.

El tráfico humano para la explotación sexual representa otra agravante que incrementa las desapariciones en la región zuliana. El caso más emblemático del que se tiene registro fue el de Grecia Colmenares (18), cuya familia la vio por última vez el 7 de junio de 2014.

Se presume que la adolescente fue víctima de una red de proxenetismo tras tener una relación sentimental con alias el “Kike”, un pram de la antigua Cárcel Nacional de Maracaibo (Sabaneta), detalló una fuente policial.

Desapariciones forzadas

A las actividades de santería y esoterismo también se les atribuyen desapariciones en la ciudad. Se conoció que hubo casos en los que criminales dedicados a esos rituales secuestran a sus víctimas para usarlas en ellos. Dos desaparecidos se registraron en 2015 a causa de esta práctica.

El cuerpo adscrito a la Guardia Nacional recibe aquellas denuncias por desapariciones que el Ministerio Público le remite en caso de tratarse de una desaparición cometida por algún órgano policial del Estado.

A funcionarios de la Policía científica les adjudican cinco casos por ese delito en 2015. Cuando los autores del crimen son policías, en promedio participan unos cinco o seis efectivos al cometerlo, según aseveró la fuente.

Señala también que las causas más comunes de las desapariciones forzadas en Maracaibo se deben a ajustes de cuentas, implicación de cuerpos policiales, riñas entre bandas delictivas, decisiones propias de niños y jóvenes víctimas de violencia familiar y trastornos mentales que llevan al invididuo a perderse en las lejanías fuera de su vivienda.

Guardias nacionales y prestamistas de dinero asesinados por extorsión durante su cautiverio, también figuran entre las desapariciones de mayor impacto y seguimiento en 2016, acotó un funcionario.

Criminalidad en aumento

Este flajelo es parte de una realidad en la que, a nivel nacional, se registran 35 mil muertes violentas al año, cuyos victimarios comprenden una población activa de 14 a 25 años.

Un 70 por ciento de las muertes violentas a causa de desapariciones tienen como víctimas a hombres.

La Verdad http://www.laverdad.com/sucesos/111672-maracaibo-es-el-municipio-con-mas-desapariciones-en-2016.html




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.