(Foto referencial)

El abogado argentino-venezolano, Marcelo Crovato, que escapó el pasado fin de semana de Venezuela, donde estaba en arresto domiciliario, aseguró hoy en Buenos Aires que no le preocupa si llega una orden de captura de la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) contra él, ya que afirma que la ONU le declara perseguido de conciencia.

“De acá no me saca nadie, Interpol no me preocupa. Puede llegar un pedido de extradición, pero en un país donde imperan las leyes puedo mostrar la resolución de la ONU que me declara perseguido de conciencia”, aseguró Crovato en el plató de televisión del canal A24.

Con 51 años de edad, el abogado se instaló en Argentina después que hace unos días escapara de Venezuela por la frontera con Colombia cuando se cercioró de que su esposa -con quien planeó la fuga- e hijos habían conseguido llegar con éxito a ese país.

“Ella salió primero con los niños y cuando me avisaron de que estaba en Colombia procedí yo. Era solamente cuestión de esperar los momentos en los que estaban durmiendo o descuidados (los policías que vigilaban su casa)”, explicó.

Crovato fue detenido en una protesta antigubernamental en el 2014, por delitos de instigación pública obstaculización de la vía pública, instigación a la desobediencia de las leyes y asociación para delinquir.

Tras pasar 10 meses en una cárcel común de alta peligrosidad, y por graves problemas de salud (un cáncer de piel), le dieron prisión domiciliaria, donde estuvo los últimos tres años.

“El descuido estaba controlado. Sabíamos cuándo estaban, cuando no estaban. No estaban ahí las 24 horas parados. Son policías cansados y explotados. Se les dejaba 12 horas de guardia en la puerta de mi casa y son seres humanos”, añadió.

Leer También: Marcelo Crovato se fugó de Venezuela

Después de conseguir fugarse el pasado fin de semana por la frontera colombiana, Crovato viajó a Argentina.

“Estos son los primeros días y tengo que contar lo que sucedió no solo por mí, por Venezuela. La gente no cree lo que sucede. En Venezuela hay un genocidio, por hambre, falta de medicinas, por represión”, subrayó.

Si bien el abogado nació en Venezuela, su padre es argentino y vivió durante años en el país austral, donde nació su hijo mayor hace 11 años.

“Ideológicamente soy totalmente contrario a la revolución bolivariana. Me limité al trabajo defendiendo derechos humanos en las protestas de 2004, en la huelga general de 2002, hasta que me vine a Argentina. Cuando regresé, en 2014 hubo protestas muy serias”, recordó.

El Foro Penal de Venezuela en sus registros aseguró que Crovato, que también era miembro de esta ONG, fue detenido en abril de 2014 al tratar de ofrecer ayuda legal a unas personas cuyas viviendas estaban siendo allanadas en Chacao, Caracas.

La organización denunció en varias oportunidades que mientras estuvo detenido adelgazó 25 kilos y formaba parte de los más de 200 presos políticos que la ONG asegura hay en Venezuela.

Por el caso de Crovato, también se pronunció la Amnistía Internacional (AI), que el 22 de febrero del año pasado pidió al presidente argentino, Mauricio Macri, medidas concretas para lograr la liberación del abogado.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.