(Foto Dayrí Blanco)
COMPARTE

Dayrí Blanco | @DayriBlanco07

Las consignas ya habían bajado su tono. Un dirigente de oposición declaraba a la prensa y los manifestantes aprovechaban para tomar agua y relajar las piernas tras la marcha de 1,36 kilómetros. 42 segundos después se escucharon ocho detonaciones. Eran lacrimógenas activadas por funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) sin ningún motivo. Reprimieron la calma. Pero les salió mal. Su desacierto provocó que los gases les afectarán más a ellos que a su objetivo. No tenían puestas las máscaras protectoras y el viento en su contra les impidió seguir con el plan. Esta vez no pudieron activar la persecución.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Eran madres, hijos y familias enteras las que se sumaron a la convocatoria de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) para este jueves, que los invitaba a movilizarse desde la avenida Bolívar norte de Valencia hasta la sede del Consejo Nacional Electoral (CNE) de la entidad. Todos corrieron. En diversas direcciones para escapar de las lacrimógenas, posibles perdigones y detenciones que esperaban, de acuerdo al libreto seguido al pie de la letra durante las manifestaciones de calle en la entidad. Esta vez los uniformados no pudieron.

Lo siguiente fue una barrera antimotín de la PNB en cada una de las calles que dan acceso al ente comicial. Una comisión motorizada de la Policía de Carabobo llegó al lugar a reforzar la acción represiva. No hizo falta. No había personas que dispersar. Aún así, hicieron un recorrido por la zona. Al ver a un grupo de jóvenes cerca los persiguieron y les dispararon perdigones sin acertar. Los muchachos se refugiaron en el Rectorado de la Universidad de Carabobo (UC).

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Durante la marcha las consignas y cánticos eran enérgicos. Animaban a quienes pasaban al otro lado de la avenida tras sus volantes a tocar cornetas y sacar banderas tricolor por sus ventanas. Esta vez los comerciantes no tuvieron miedo. En lugar de bajar sus santamarías salieron a apoyar la manifestación. Algunos aprovecharon la hora de almuerzo y se sumaron a la movilización.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Al llegar al CNE estaba el ya tradicional piquete de la PNB, a una cuadra, para impedir la llegada de los opositores. “Son todos unos niños”, expresaron quienes se acercaban. Quien comandaba el cuerpo de seguridad, al ver que se acercaba la marcha fue claro con los dirigentes políticos que llegaron primero: “Siempre es lo mismo. Vienen, entregan un documento, nos provocan y tenemos que reprimir. Vamos a salir de esto rápido. Díganme quienes conforman la comisión que entrará”.

(Foto: Dayrí Blanco)

El diputado de la Asamblea Nacional, Ángel Álvarez Gil, integró la comisión junto a Rubén Limas, Francisco Pérez Lugo, Ramón Rodríguez, Armando Amengual y Douglas Jiménez. No tardaron 20 minutos para salir. Consignaron el documento en el que acusaban al ente comicial de haber dictado reglas arbitrarias para organizar las “Elecciones” en desconocimiento de la normativa legal. Pidieron que se restablezca la vigencia efectiva de la Constitución de acuerdo al artículo 333 y que se declare la inviabilidad de los comicios del 30 de julio.

(Foto Simone Monasterio).

Rubén Limas, secretario general de Acción Democrática en Carabobo, declaraba a la prensa cuando comenzó la represión. Aseguró que estaban en el CNE exigiendo sus derechos constitucionales, violentados por la decisión del Gobierno de convocar una Asamblea Nacional Constituyente (ANC), que calificó como parcializada y corporativa, al no responder a los intereses de la mayoría. Solo pudo hablar 42 segundos antes que las detonaciones hicieran correr a todos, y los gases asfixiaran a los uniformados.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.





Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.