Gustavo Velutini Luning @cinefilo50

El género del cine bíblico es noticia una vez más, a raíz del estreno de “María Magdalena”, film que reúne a los nominados al Oscar, Joaquín Phoenix, Rooney Mara y Chiwetel Ejiofor, quienes dan vida a Jesús de Nazaret, María Magdalena y al apóstol Pedro, bajo la dirección de Garth Davis, el mismo realizador de “Lion”, cuya película hablo de la búsqueda de la familia.

El éxito de “Lion” fue notorio, porque fue recibida con aplausos por parte de la crítica y público, además, este título alcanzo seis nominaciones al Oscar, incluyendo la de Mejor Película (temporada 2016_17), paralelamente recibió cinco postulaciones al Globo de Oro, una de ellas, fue a  Mejor Cinta en Drama.

Garth Davis estrena su segundo largometraje, abordando al personaje de María Magdalena desde una nueva perspectiva, en base a un nuevo decreto emitido por el Vaticano (el 16 de junio del 2016), que habla de Ella no como la prostituta arrepentida, sino como una fiel seguidora de Jesús, observándose como El, consiguió convertirla en toda una Apóstol.

María Magdalena es una figura más en la historia de la vida pública de Jesús, tiempo en que el Hijo de Dios fue recorriendo ciudades con el propósito de pregonar la conversión de los pecadores, además, fue curando a la gente y expulsando demonios, todo ello, para preparar el camino hacia su Pasión, Muerte y Resurrección, lo que se recoge en los evangelios del Nuevo Testamento de la Biblia.

En los Evangelios se habla de María Magdalena, la pecadora (Lc. 7, 37-50); María Magdalena, una de las mujeres que seguían al Señor (Jn. 20, 10-18) y María de Betania, la hermana de Lázaro (Lc. 10, 38-42). También se evidencia en los textos bíblicos, como Ella consiguió estar cerca de la Santísima Virgen María y de los apóstoles todos.

Además se sabe que María Magdalena presencio la crucifixión de Jesús, como se refleja en el texto de la Pasión de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo (26, 3-5. 14-27, 66), donde en una parte se lee: “Había allí muchas mujeres que miraban de lejos: eran las mismas que habían seguido a Jesús desde Galilea para servirlo. Entre ellas estaban María Magdalena, María -la madre de Santiago y de José- y la madre de los hijos de Zebedeo…”. También figura en los textos según Marcos​ y Juan. Además, María Magdalena fue testigo de la Resurrección de Jesucristo.

María Magdalena es elevada a Apostol de Cristo

María Magdalena es figura clave dentro de la historia del cristianismo, inicialmente el Papa Gregorio Magno en el año 591, la considero una pecadora y penitente, porque se arrepintió de sus pecados, además, se sabía que ella había presenciado las vivencias más trascendentales de la vida de Cristo, es por ello, que la Iglesia le otorgo festividad a la memoria de María Magdalena, cada 22 de julio.

Desde el 10 de junio del 2016. María Magdalena es llamada ahora apóstola de los apóstoles, por lo tanto la memoria y acciones de Fe de María Magdalena, será festejada litúrgicamente como el resto de los apóstoles.

El decreto fue emitido por el Vaticano, por el Cardenal Robert Sarah, Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, un 10 de junio de 2016.

Tal decisión se inscribió en el contexto eclesial actual, porque se busco darle una reflexión más profunda sobre la dignidad de la mujer, en la nueva evangelización y la grandeza del misterio de la “Misericordia Divina”.

San Juan Pablo II dedicó una gran atención no sólo a la importancia de la mujer en la misión de Cristo y de la Iglesia, sino también, y con especial énfasis, al papel especial de María Magdalena, quien estuvo en el momento de la crucifixión y en ser la primera testigo que vio al Resucitado, por lo tanto se convirtió en la primera mensajera que anunció a los apóstoles la Resurrección del Señor.

La Iglesia, hoy en día, prosigue resaltando esta importancia manifestada en el compromiso de una nueva evangelización.

Por todo ello, es que el Papa Francisco nombra a María Magdalena como apóstala de los apóstoles, en el contexto del Jubileo de la Misericordia (vivido en el año 2016), buscando destacar la importancia de esta evangelizadora, en fin, como un apóstol más.

Ejemplo de ello, se lee en el Evangelio  de San Juan, cuando María Magdalena lloraba porque no había encontrado el cuerpo del Señor. Es entonces cuando Cristo resucitado se le aparece y le dice: “Ve donde mis hermanos y diles, que me has visto”.

Por lo tanto la fiesta eclesiástica de María Magdalena, tiene el mismo grado de festividad que la de los apóstoles, en el calendario romano general, desde el 2016 para acá. Con este decreto, el Papa Francisco eleva celebración de Santa María Magdalena al rango de fiesta, por lo tanto cada 22 de julio, las misas en su honor, utilizará los textos habituales del Misal Romano y la Liturgia de las Horas, pero la novedad, es que se viene tomando en cuenta es un prefacio denominado “María Magdalena de apostolorum apostola” (María Magdalena Apóstol de los apóstoles).

María Magdalena es presentada en el cine, como una apóstola

La primera película que habla de María Magdalena, como apóstala, estando protagonizada por Rooney Mara, quien ofrece una interpretación comedida y marcada por gestos.

Rooney da vida a una mujer sencilla, negada al matrimonio y dispuesta a irse de casa, queriendo ser libre, pero en ello conoce a Jesús, quien le bautiza y por lo tanto, María Magdalena decide seguirle, camino a Jerusalén. En dicho trayecto, ella encontrara rivalizara con el apóstol Pedro, para todo se supera, cuando es María quien les da la noticia, de que el Hijo de Dios ha resucitado.

Como co-protagonista esta el versátil Joaquín Phoenix, quien encarna a un Jesús sumamente serio, pensativo, cansado y realmente generoso, por saber compartir su misión evangelizadora con sus apóstoles, incluyendo a María Magdalena. Gracias a esta película, vemos a un Joaquín Phoenix sin alardes de locura ni de tipos duros.

La ficción de la película está en cómo María Magdalena participa de la Ultima Cena, sobre este punto, la Iglesia no ha dicho nada, porque tan solo reconocen a María Magdalena, como evangelizadora y apóstol (haciéndose énfasis en como pregono la resurrección).

En fin, los guionistas de “María Magdalena” suponen que ella participo en la cena, que la Iglesia suele conmemorar cada Jueves Santo. Lo sí es cierto, es que ella presencio la Pasión, Muerte y Resurrección, lo que se refleja correctamente no solo en el film, sino en los Evangelios del Nuevo Testamento.

La iglesia la eleva a Apóstala, porque María Magdalena supo que si hay Fe, entonces se llega a la vida eterna; que si hay un bautizo reparador, igualmente, que tras la Pasión y Muerte, hay una Resurrección.

Un film muy bien cuidado, que fue rodada en escenarios naturales, destaca la dirección de fotografía, musicalización y vestuario, todo ello bajo la atenta mirada del director australiano Garth Davis.

La iglesia de hoy sabe que hay muchos seres anónimos en la fundación del Cristianismo,  pero se quiere resaltar la imagen de María Magdalena, de que ahí que haya sido elevada a apóstol, en fin, una valiente joven que nada tiene que ver con la prostitución, según el documento emitido por el Vaticano, el 10 de junio de 2016.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.