Foto: Archivo
COMPARTE

Era mayo de 2011 cuando se dio a conocer la noticia. Mario Lisson fue cambiado desde Águilas del Zulia a Navegantes del Magallanes por el entonces prospecto Freddy Galvis. Los turcos buscaban ofensiva en sacrificio de manos pródigas y el tiempo dio resultados satisfactorios para ambas organizaciones, Galvis fue pilar de los rapaces la temporada pasada en su primer título luego de 17 años y Lisson se convirtió en sinónimo de poder dentro de la amplia historia magallanera.

Desde el momento del canje el caraqueño de 33 años acumula ocho campañas consecutivas con el uniforme eléctrico, donde en lo grupal tiene en sus vitrinas tres campeonatos (una como refuerzo de los zulianos)  y en lo individual antes del segundo juego de la serie contra Bravos en Valencia exhibe 51 jonrones, 205 impulsadas, además de 300 hits que lo colocan en un selecto lugar dentro de la divisa y sus 100 años de existencia.

La séptima semana de la campaña 2017-2018 vivirá en el recuerdo del toletero que comenzó su carrera con Leones del Caracas, del otro lado de la acera en la eterna rivalidad del béisbol venezolano. Impulsó su carrera 200 el lunes, conectó su vuelacerca 50 el jueves y completó los 300 indiscutibles la noche siguiente con otro cuadrangular sello “Super Mario”.

Me siento muy orgulloso de lograr números como estos en un equipo de tanta historia como el Magallanes” dijo quien pasó de la tercera base en un comienzo de su carrera a defender la inicial, ser camarero y hasta convertirse en habitual de los jardines desde su llegada al conjunto bucanero, todo por batear.

Junto a Richard Hidalgo, hoy asistente del coach de bateo en el equipo, es el único pelotero con al menos 50 vueltas enteras al cuadro y 200 empujadas en la institución naviera. Justamente Hidalgo ha sido una influencia fundamental en su repunte durante la actual campaña, luego de iniciar con paso lento las primeras semanas.

He estado hablando con Richard toda la semana de los récords, fue un comienzo difícil pero desde que llegué he trabajado con él para hacer los ajustes y las cosas han comenzado a salir” reconoció el slugger capitalino que ahora se encuentra a cinco jonrones del ex bigleaguer destellante de los Astros de Houston en el liderato absoluto de la franquicia.

Lisson no se enfoca en la marca, simplemente disfruta de unir su apellido al de Hidalgo en un año complicado para él luego de tener una actuación para el olvido entre las sucursales Doble y Triple A de los Nacionales de Washington, en parte a sus problemas físicos.

Llegué aquí mentalizado en salir del mal momento y gracias a Dios las cosas se encaminaron para dejarlo en el pasado“, expresó Mario antes de agradecer el apoyo de la fanaticada desde su primer día en el estadio José Bernardo Pérez donde ya tiene un lugar asegurado en la eternidad, al menos magallanera.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.