(Foto referencial /cortesía)

El Ejército marroquí ha desplegado en los últimos días “cientos” de vehículos pesados, la mayoría de ellos tanques y otros equipados con misiles, en la frontera del extremo sur del Sáhara Occidental conocida como Guerguerat, frente a la llamada tierra de nadie que controla el Frente Polisario.

El diario Al Masae, que recoge habitualmente informaciones militares marroquíes, explicó hoy que estas fuerzas marroquíes se preparan para realizar “una amplia operación militar en la zona tapón (Guerguerat)”.

El objetivo de la prevista operación es la “protección” de una ruta fronteriza entre el territorio del Sáhara Occidental controlado por Marruecos y Mauritania, y que atraviesa Guerguerat, que el independentista Polisario llama “territorios liberados”, agregó.

El rotativo explicó que la operación del Ejército marroquí tiene también como objetivo la reanudación de las obras de construcción de la carretera en Guerguerat, que a lo largo de 5 kilómetros une el territorio del Sáhara administrado por Rabat con la frontera de Mauritania, y que en su mitad ya está asfaltada.

Por otra parte, explicó que el Inspector General de las Fuerzas Armadas marroquíes, general Abdel Fatah Warraq (máxima autoridad militar tras el rey), dio órdenes de que las fuerzas aéreas del país magrebí estén en estado de alerta para responder a cualquier tipo de “acoso” por parte del Polisario en esta zona.

Agregó que los cazas marroquíes realizan vuelos en la región y “están dispuestos a responder a cualquiera provocación”.

Marruecos y el Polisario estuvieron cerca de un enfrentamiento armado en 2017 precisamente por los 2 kilómetros de carretera que Marruecos construyó en esa zona, una tensión que duró al menos cinco meses y finalizó con la retirada de los soldados de ambas partes tras las gestiones de la ONU.

Desde entonces, ha reinado una calma cautelosa en la zona, hasta el pasado día 5 de este mes, cuando el Gobierno de Marruecos denunció ante la ONU “incursiones” del Polisario en Guerguerat y advirtió de que la presencia de sus militares constituye una “violación” de los acuerdos de alto el fuego de 1991.

Esta reacción de Marruecos se produjo después de que fuerzas del Polisario obstaculizaran, esa misma semana, el paso por Guerguerat de la sexta edición del rally internacional Sahara Desert Challenge por no reconocer el estatuto internacional del Sáhara Occidental como territorio ocupado.

Ante esta tensión, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, expresó el pasado 5 de este mes que “el tráfico normal, civil y comercial, no debería verse obstruido y no debería llevarse a cabo ninguna acción, que pudiera constituir un cambio en el ‘status quo’ de la zona de separación”, establecido desde la firma de los acuerdos de alto el fuego de 1991.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.