(Foto dw.com)
COMPARTE

Más de 380 mil afganos registrados como refugiados en Pakistán regresaron este año a Afganistán, un número récord desde 2007, indicó el viernes Naciones Unidas.

Una política más firme respecto a los refugiados por parte de Pakistán y la ayuda de 400 dólares por persona propuesta por la ONU para aquellos que vuelvan ha llevado a miles de familias a emprender el camino de regreso.

“Son unas cifras sin precedente que no habíamos anticipado. Sólo en octubre, unas 148.000 personas volvieron, es decir, el nivel más alto en un mes desde agosto de 2005”, indicó a la AFP una portavoz de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), Duniya Aslam Khan.

En algunos momentos, la organización tuvo que gestionar hasta 5.500 personas al día, precisó.

A éstos se añaden los refugiados no registrados que también volvieron a Afganistán y cuyo número se calcula en alrededor de medio millón este año.

Una vez hayan vuelto, los refugiados tendrán que enfrentarse a un futuro incierto en un país todavía arrasado por la guerra y en el que medio millón de personas tuvieron que abandonar sus hogares en 2016 a causa de la violencia, según la ONU.

Este importante éxodo de la población afecta a los recursos locales, en particular en las zonas urbanas, más seguras, según responsables.

Alrededor de 1,34 millones de refugiados registrados siguen en Pakistán, según la ACNUR, más otro medio millón de personas no registradas. Pakistán es uno de los países del mundo que más refugiados acoge.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.