UC
Universidad de Carabobo (Foto archivo)

Otro fin de año en precariedad. Para eso se preparan los más de 12 mil trabajadores de la Universidad de Carabobo (UC) porque desde el Ministerio de Educación Universitaria no se han aprobado los archivos de los pagos pendientes correspondientes a los bonos de compensación económica, alimentación y transporte.

Tampoco se han hecho los cálculos respectivos para el pago de la nómina mensual de los pensionados y sobrevivientes, que ascienden a 899 personas.

Desde la UC se ha insistido que toda esta información fue entregada el 14 de diciembre, con los soportes de las nóminas regulares y aún no han tenido respuestas del gabinete que administra Tibisay Lucena.

El vicepresidente de la Asociación de Profesores de la UC (APUC), Gerardo Vázquez, dijo que esto es consecuencia del arrebato violento e ilegal que hizo el ministerio de las nóminas, con la centralización en la Plataforma Patria, que se ejecutó en plena violación del artículo 109 de la ley de las universidades, que establece la autonomía de las instituciones.

A esto se suma que el bono vacacional que recibieron los trabajadores de la UC fue calculado con el salario viejo de noviembre, pese a que se había acordado que se debía honrar con incremento de sueldo.

Los empleados de la UC tampoco la están pasando bien. El presidente de la asociación que los agrupa, Pedro Ulacio, denunció que lo correspondiente al bono navideño se tradujo en 4,4 bolívares y que la segunda quincena de diciembre se las pagaron en dos partes. “Esta semana recibiremos entre 15 a 20 bolívares, sumando lo correspondiente al bono de transporte. Esa cantidad no representa ni 10 dólares, lo cual significa que no se podrá comprar comida ni estrenos”.

Trabajadores de gremios de la UC sin salario

Como un criminal ensañamiento en contra de los gremios, calificó el presidente de APUC, Euclides Querales, las políticas instauradas desde la llegada de Lucena al ministerio.

“No enviaron retenciones de los últimos seis meses y, por lo tanto, a estas alturas no se les ha podido cancelar a nuestros trabajadores lo que se les debe del bono de fin de año y las correspondientes quincenas”.

El vicepresidente de la APUC, Gerardo Vázquez, aclaró que en lo que respecta a ellos, son 25 personas las que están sin cobrar entre personal de vigilancia y administrativo. “El ministerio se queda con el dinero que debe enviarnos de vuelta, y que es producto de las retenciones que se hacen mes a mes”.

Querales fue tajante: “Esperamos que alguien allí en ese ministerio le diga a la ministra que el dinero de las retenciones es nuestro, que lo liberen ya que además de ser cuatro lochas, es de nuestros bolsillos, no pertenece al presupuesto y tienen las nóminas secuestradas en Caracas”.

Sin caja de ahorros

El presidente del Instituto de Previsión Social del Personal Docente y de Investigación de la UC (Ipapedi), Fermín Conde, advirtió que el impago de los importes previsionales vulnera de manera drástica e injusta el derecho a la seguridad social de los afiliados a las diferentes cajas de ahorro del país, quienes actualmente se encuentran desasistidos en materias como el H.C.M, la atención primaria y los servicios funerarios, que deben ser cubiertas por ellos mismos, dada la omisión por parte de quienes están obligados a cumplir lo establecido en la Ley de Universidades, Ley Orgánica del Trabajo y los contratos colectivos.

“Los aportes y retenciones no son honrados en el tiempo establecido por la ley, para finales de año la deuda tiene un atraso de más de cuatro meses y el monto alcanzado es aproximadamente 95 mil dólares”.

Para él, se trata de una transgresión ocasionada a los derechos del trabajador al no hacer los depósitos correspondientes, y eso se traduce en “abuso de la confianza depositada, ya que el asociado al autorizar el descuento de la respectiva nómina espera que la entrega del dinero se realice a su caja de ahorro, pero sin embargo al no ser transferidos se incurre en una burla a la buena fe, al lesionarse la propiedad del dinero confiado y al distraerse el destino del mismo”.

Ante tales irregularidades, no existen alegatos ante este incumplimiento y exigió de manera inmediata los pagos pendientes a las cajas de ahorro, instituciones las cuales tienen como objetivo el fomento y la promoción del ahorro para el mejoramiento de la economía familiar y el fortalecimiento del desarrollo del país.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.