Largas colas de pensionados en los bancos Valencia. (Foto Angel Chacón)

La necesidad de obtener dinero en efectivo para poder comprar los alimentos un poco más barato, hizo que un buen porcentaje de pensionados del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales, hiciera colas por más de 15 horas en los alrededores de los bancos para cobrar.

A pesar de que el gobernador Rafael Lacava prohibió las pernoctas, en Valencia estas comenzaron a las cuatro de la tarde del lunes. Cientos de personas de la tercera edad querían asegurarse de estar cerca de la puerta de las entidades bancarias, para cobrar en el primer lote que pasaran.

No les importó aguantar hambre y frío, porque su principal objetivo era recibir los 347 mil bolívares en efectivo. Con cartones se improvisaron camas para dormir en las aceras. Aunque algunos más previsivos instalaron chinchorros, como se observó en el centro comercial Trigal Sur.

Parte de la fila de pensionados que se formó en los alrededores de 100 % Banco. (Foto Angel Chacón)

No todos durmieron, pues por temor a la inseguridad, algunos pensionados prefirieron pasar la noche en vela. “Si vienen unos malandros a robar, estando despiertos por lo menos podemos correr”, comentó un señor de avanzada edad en las afueras del Banco Bicentenario de la avenida Michelena.

Quienes pasaron por la avenida Bolívar norte, en avanzadas horas de la noche, pudieron observar centenares de personas pernoctando, la mayoría ancianos. Pasadas las tres de la madrugada comenzaron a sumarse más, por lo que a media mañana era impresionante el gentío que estaba concentrado en los alrededores de los bancos.

La espera se hizo larga para retira en dinero efectivo la pensión. (Foto Angel Chacón)

Las colas se prolongaron hasta horas de la tarde. Quienes llegaron a primeras horas de la mañana, no aguantaron el frio de la noche, pero sí el inclemente sol.

En Venezuela no contar con dinero en efectivo, implica tener que pagar cualquier cosa al doble de su precio y muchas veces hasta más. Un kilo de azúcar por ejemplo, se ofrece hasta en 55 mil bolívares en efectivo, pero con tarjeta de debido el monto se incrementa a 120 mil.

La mayoría de los pensionados solo vive de lo que cobra mensualmente por el IVSS. Si usan la tarjeta de debido para pagar, a lo sumo podrán comprar dos productos.  Eso explica por qué hacen el sacrificio de pasar la noche a la intemperie para tener dinero en efectivo.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.