(Cortesía)
El número de desplazados por los enfrentamientos entre grupos armados en zonas rurales el municipio colombiano de Ituango, en el departamento de Antioquia (noroeste), ascendió a más de 3.700, según informaron este lunes las autoridades.

«En total tenemos en la cabecera municipal de Ituango 3.721 personas desplazadas de 1.548 núcleos familiares», expresó el gobernador encargado de Antioquia, Luis Fernando Suárez, en una declaración a la prensa.

El funcionario señaló que ya hay una «noticia criminal» sobre lo que está ocurriendo y dijo que todo indica que los responsables del desplazamiento forzoso de los campesinos son la disidencia del Frente 18 de las FARC y el Clan del Golfo, principal banda narcotraficante del país, que se enfrentan por el control territorial.

Igualmente, Suárez anunció que se reforzará la presencia de la Policía y del Ejército en esta región ante la escalada de violencia.

Los desplazados, que huyen desde principios de la semana pasada por los enfrentamientos armados, han tenido dificultades para escapar por las fuertes lluvias que están cayendo en la zona, que han provocado derrumbes en carreteras que motivaron a las autoridades de Ituango a declarar la calamidad pública.

Estas personas, según las autoridades, viven en 32 veredas (aldeas) de este convulso municipio.

Igualmente 41 personas que viven en el vecino municipio de Peque, también en Antioquia, llegaron hasta la cabecera de Ituango huyendo de los enfrentamientos entre disidentes y miembros del Clan del Golfo, también conocido como Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC).

ATENCIÓN DE LA EMERGENCIA

Para atender la situación, la Unidad para las Víctimas llevó en helicópteros 40 toneladas de ayuda humanitaria, que incluyen colchonetas, cobijas, rodillos, kits de aseo personal y kits de alimentos.

«Estamos en coordinación con el Ministerio de Defensa, la Fuerza Aérea y el Ejército Nacional para poder entregar las ayudas humanitarias por vía aérea, que es la única manera de ingresar al municipio en este momento por causa del invierno que afectó las vías terrestres», aseguró el director de la Unidad para las víctimas en Antioquia, Wilson Córdoba.

En esa línea, el procurador regional de Antioquia, Luis Fernando Bustamante, hizo un llamado al Gobierno Nacional para que sean rehabilitadas lo más pronto posible las carreteras taponadas por los derrumbes.

«Con más de 25.000 habitantes, si cada uno consume una libra de alimento al día, son 12.500 kilos diarios de comida que se necesitan para alimentar a los habitantes, la magnitud de comida que se necesita es muy grande, por eso la importancia de rehabilitar la vía urgente», explicó el funcionario.

UNA SITUACIÓN QUE SE REPITE
Ituango vivió una situación parecida apenas hace medio año cuando estos dos grupos armados se enfrentaron en febrero, provocando que centenares de personas tuvieran que salir de las veredas.

Ya entonces, organizaciones sociales denunciaron que este tipo de ataques se producen de forma periódica y que una vez al año los campesinos tienen que abandonar sus casas, sus tierras de cultivo y sus ganados para huir por la violencia, y ahora ese periodo se está acortando.

En Ituango actúan varios grupos armados que se disputan el territorio y compitiendo por controlar el avance de la minería y los títulos mineros, entre los que destacan dos disidencias de las FARC y el Clan del Golfo, grupo surgido en 2006 de la desmovilización de las paramilitares Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.