Doce años han transcurrido desde que el fallecido presidente Hugo Chávez colocó la piedra fundacional del puente Cacique Nigale para unir las costas occidental y oriental del lago de Maracaibo, pero aún los zulianos no han podido ver ni usar la infraestructura por la que el estado venezolano le pagó más de 470 millones de dólares a la empresa brasilera Odebrecht.

El puente, el segundo de mayor importancia del país, sería inaugurado en 2014, ocho años después de colocada la primera piedra, para aliar el tráfico en el vetusto puente Rafael Urdaneta, que a sus 56 años y tras varios en completo abandono, muestra evidentes signos de agotamiento.

Pero cuatro años de la fecha límite, las obras del Nigale apenas han avanzado en un 17%, síntoma indiscutible de la negligencia con la cual los dos gobiernos de la “revolución bolivariana” han manejado temas de tanta trascendencia como la infraestructura vial.

La historia del puente Cacique Nigale fue revivida esta semana por Transparencia Venezuela como parte de su campaña Obras Inconclusas, con la que la organización hace un inventario de los proyectos de infraestructura que fueron contratados por el gobierno en los últimos 20 años y que se exhiben hoy en los cuatro puntos cardinales del país como grandes monumentos a la desidia y la corrupción.

Cada semana Transparencia Venezuela compartirá a través de sus redes sociales datos clave de las más de 15 obras que se tragaron grandes sumas de dinero pero que no aportaron ningún beneficio para los venezolanos. Se conocerá cuál fue la cifra exacta que se pagó por cada proyecto, a qué empresa se le asignó la ejecución, cuál era la fecha de culminación y cuál es el estado actual.

Las obras inconclusas seleccionadas por la organización fueron las que más recursos consumieron y las que tenían más relevancia para el desarrollo del país y la vida de los ciudadanos. Destacan El Metro de Guarenas y Guatire, el tercer puente sobre el Río Orinoco, la Central Hidroeléctrica Tocoma, el hospital oncológico y toxicológico de Barinas, así como el ferrocarril Puerto Cabello- La Encrucijada.

Con información de Tal Cual




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.