Foto AFP
COMPARTE

La masacre en una cárcel de la ciudad amazónica de Manaos que dejó 56 muertos destapó el caos en el sistema penitenciario de Brasil, según las denuncias de varias organizaciones sociales que exigieron hoy mejores condiciones y un mayor control del Estado en las prisiones del país.

La violenta reyerta de 17 horas en el Complejo Penitenciario Anísio Jobim (Compaj) es el cuarto gran motín en la región norte del país desde octubre y una más en la larga historia de tragedias carcelarias de la nación sudamericana, que sigue sin ser capaz de detener estos episodios.

Familiares de los internos esperaron el lunes en la puerta del presidio a la espera de noticias oficiales. El motín es uno de los mayores registrados en los últimos años en Brasil, después de la sonada masacre en 1992 en la cárcel de Carandiru, que acabó con 111 presos muertos.

EFE




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.