Foto Referencial

Wisneider Jesús Olivares Brazón (24) era trabajador de mesas electorales en el Consejo Nacional Electoral y lo mataron junto con un menor de 17 años en el porche de su casa, ubicada en el sector Quebrada Seca, de la carretera vieja Petare-Guarenas.

Olivares vivía en esa residencia con otros familiares, quienes dormían mientras el estaba en la entrada conversando con el adolescente conocido como “el Gordo”, empleado de una panadería, y una muchacha, la cual salió ilesa del ataque.

Eran las 9 de la noche del martes, frente a la vivienda pasó una moto con dos hombres y el parrillero les disparó. “el Gordo” fue alcanzado por un tiro que lo “bandeó”, de axila a axila.

Olivares recibió un tiro en el abdomen y otro en una pierna que le fracturó el fémur.

Al escuchar las detonaciones salieron familiares y vecinos y llevaron a las víctimas al hospital del Seguro Social de Guarenas. El menor fue ingresado muerto y Olivares falleció al poco tiempo.

El homicida es un “gatillo alegre” que dispara a mansalva contra cualquier vecino por motivos fútiles. El Cicpc de Guarenas investiga el caso y el homicida está en fuga.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.