La condición de usurpación en la que se encuentra Nicolás Maduro es una de las razones que argumenta el diputado Juan Miguel Matheus para rechazar la posibilidad de un adelanto de las elecciones de la Asamblea Nacional. Lo más importante es que la AN seguirá ejerciendo sus funciones constitucionales,en base al mandato que le dio el pueblo.

El presidente de la comisión para la Defensa de la Constitución detalló que en Venezuela existe un régimen constitucional presidencialista y no parlamentario, por lo que ninguna autoridad de la República puede adelantar las elecciones parlamentarias.

Matheus, en su condición de abogado constitucionalista, aseguró que la legislatura de la AN es un periodo “constitucional resistente”, que no puede relajarse bajo ninguna circunstancia. “El artículo 13 del Estatuto que Rige la Transición hacia la Democracia ratifica que la Legislatura de la Asamblea Nacional concluye el 4 de enero de 2021, por mandato del electorado venezolano”.

El parlamentario por Carabobo explicó que el único supuesto en el cual se podría disolver la Asamblea Nacional es el establecido en el artículo 240 de la Constitución, que otorga al presidente de la República la potestad de hacerlo, siempre y la AN haya removido al Vicepresidente Ejecutivo tres veces consecutivas a través de una moción de censura. “Esto no ha ocurrido, pero además, Nicolás Maduro es un usurpador y no es Presidente de la República. Por eso no podría disolver legítimamente la AN ni siquiera en el supuesto permitido en la Constitución”.

Para Matheus la conclusión es muy clara: “La AN sigue ejerciendo sus funciones constitucionales, sigue ejerciendo el mandato que le dio el pueblo de Venezuela en las elecciones del 6 de diciembre de 2015 y, lo más importante, sigue siendo el sustento institucional de la Presidencia encargada de Juan Guaidó.

Nota de prensa




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.