Diputado Juan Miguel Matheus. (Foto Archivo)
COMPARTE

En opinión del diputado a la Asamblea Nacional por Carabobo, Juan Miguel Matheus, en la instalación del año judicial se cristalizó el talante autocrático que caracteriza al Gobierno Nacional.

El parlamentario considera que los magistrados y el Tribunal Supremo de Justicia son una vergüenza para el país. De acuerdo a su apreciación, son esbirros ideologizados que responden a  una ambición de poder y destruyen la justicia.

El legislador considera que quienes estaban llamados a proteger la República y cuidar las leyes, se entregaron a la voluntad dictatorial del Presidente Nicolás Maduro. Son unos magistrados que odian al pueblo, afirmó.

Matheus apuntó que el año pasado, el jefe de Estado usó al máximo tribunal de la República como trinchera para aferrarse al poder. Y este año la actitud se ha hecho más perversa porque, además de ser trinchera, se convirtió arma para atacar y amenazar al los representantes del pueblo de Venezuela.

El doctor en Derecho Parlamentario destacó la responsabilidad personal de los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia. Aseguró que los magistrados fueron nombrados en violación abierta a la Constitución.

Sus actuaciones están alejadas del derecho y ofenden al pueblo de Venezuela. Los crímenes del TSJ ya son de lesa humanidad, dijo el diputado.

El parlamentario citó que la Constitución consagra la responsabilidad personal de los magistrados por error judicial, retardo, omisión, inobservancia de las normas, denegación, parcialidad y por los delitos de cohecho y prevaricación en que incurran en el ejercicio de sus funciones. Así expresamente lo establecen los artículos 49, numeral 8 y 255, último aparte, del texto fundamental.

El parlamentario estima que los magistrados del TSJ han incurrido en esa responsabilidad disciplinaria y penal, al haber dictado sus decisiones en evidente contravención a la Constitución y a los derechos fundamentales de los ciudadanos.

Juan Miguel Matheus estima que para evadir su responsabilidad disciplinaria, los magistrados han decido estar excluidos del ámbito de aplicación del Código de Ética del Juez, en contravención a lo dispuesto en el artículo 267 de la Constitución. Sin embargo, las decisiones del TSJ no están por encima de la Constitución y no puede derogar, ni dejar sin efecto sus disposiciones.

El diputado Matheus puntualizó que los magistrados del TSJ serán recordados como los verdugos de la Constitución y el obstáculo fundamental para ejecutar medidas que alivien el dolor del pueblo de Venezuela.

El declarante indicó que ese Tribunal debería estar al servicio del pueblo de Venezuela, pero ha sido el encargado de engavetar leyes que beneficiarían a quienes más sufren.

El Tribunal Supremo de Justicia se ha convertido en un aparato de represión institucional dominado por Nicolás Maduro. Las sentencias amañadas de los magistrados buscan anular a la oposición y perpetuar la injusticia. Los diputados de la Asamblea Nacional seguimos resistiendo y trabajando para rescatar la Constitución y la democracia, afirmó Matheus.

 

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.