La serie se encuentra 2-0 a favor de Dallas. Foto cortesía: nba.com.

Un Luka Doncic imperial volvió a asaltar Los Ángeles en una nueva exhibición de los Dallas Mavericks, que colocaron este martes el 0-2 en su serie y que dejaron muy tocados a Los Angeles Clippers de Kawhi Leonard y Paul George (121-127).

Doncic, que en la victoria del sábado también a domicilio ya logró un triple-doble, consiguió en esta ocasión 39 puntos (16 de 29 en tiros), 7 rebotes y 7 asistencias. Así pudo contrarrestar la espléndida actuación de Leonard, cuyos 41 puntos (14 de 21 en tiros) al final no sirvieron de nada.

A Doncic, que con solo 22 años sigue asombrando en la NBA y encadenando recitales mayúsculos noche tras noche, se le unieron Tim Hardaway Jr. (28 puntos con 6 de 8 en triples) y Kristaps Porzingis (20 puntos). Los de Dallas se mostraron como un vendaval ofensivo repleto de alternativas (58% en acierto en tiros de campo y 53 % en triples), que los Clippers no pudieron contener en ningún momento.

Por parte de los locales, que se quedaron cuartos en la temporada regular y que ahora tienen un futuro en los playoff lleno de interrogantes, Paul George fue el principal acompañante de Leonard con 28 puntos.

Esta serie entre los Clippers y los Mavericks se presenta con muchas cuentas pendientes del pasado más reciente, puesto que en la “burbuja” de Orlando (EE.UU.) los angelinos se impusieron 4-2, en la primera aparición de Doncic en las eliminatorias de la NBA.

Doncic contra Leonard

Paul George se puso al volante de su equipo en el arranque; anotó los 6 primeros puntos de los Clippers y dio una asistencia para un triple de Kawhi Leonard. También fue el primer defensor de Luka Doncic, pero el esloveno respondió al reto de maravilla. Este conectó un triple con paso atrás y se marcó un gran mate para impulsar a los Mavericks (13-20 en la mitad del cuarto inicial).

La estrella de los de Dallas contó como acompañantes de lujo con Maxi Kleber y Tim Hardaway Jr., letales en el tiro exterior y que aportaron en el primer cuarto 12 y 10 puntos, respectivamente. Pero frente a ellos se alzó Leonard, excepcional e hiperactivo en el primer tramo con 18 puntos y que con mucha solvencia mantuvo en pie a los Clippers (33-35).

Los secundarios de los angelinos nadaban entre claroscuros. Reggie Jackson dio cierta variedad a la ofensiva de los Clippers, pero Ivica Zubac estuvo impreciso durante toda la noche.

Quien sí parecía tener el punto de mira bien colocado era Kristaps Porzingis, que con una plástica penetración y un triple frontal sostuvo a los suyos por encima con una ventaja muy justa (51-53 con más de cinco minutos por jugarse). Sin embargo, el letón se convirtió después en protagonista involuntario cuando George le rompió con una espectacular finta que le mandó al suelo.

El último tramo del segundo cuarto vivió un fabuloso duelo entre Doncic y Leonard y, tras una penetración de Rajon Rondo, los Clippers se marcharon al vestuario por delante tras una primera mitad excelsa en el apartado de puntos (73-71).

Resulta difícil exagerar lo lejos que estuvieron las defensas de su nivel más alto. Los Mavericks presentaron un 67 % en triples en los dos primeros cuartos y los Clippers presumieron de un 63 % de puntería en tiros de campo.

El tercer cuarto comenzó con Hardaway Jr. marcando diferencias de nuevo, pero algo cambió en los Clippers: seguían siendo un flan en defensa, pero en ataque las cosas ya no resultaban tan fluidas. De repente, a los angelinos les salían las dudas por las orejas, con numerosos errores especialmente en ataque, y dos tiros libres de un infalible Hardaway Jr. dieron forma a la primera ventaja importante de los Mavericks (83-94 a falta de 3.20).

Por si fuera poco, al flojo tercer cuarto de Leonard (solo 4 puntos) se le unió una nueva y fabulosa descarga ofensiva de Doncic, para quien los Clippers no encontraron antídoto en toda la velada (92-101). En el último cuarto la suerte seguía sonriendo a los Mavericks, que eran capaces incluso de que les entrara un triple de Porzingis con carambola incluida.

Los Clippers reaccionaron a la desesperada con un parcial providencial de 8-0 de la mano de dos triples de Marcus Morris (109-114 a falta de cinco minutos), pero Doncic respondió con dos canastas exprimiendo su poderío físico ante Patrick Beverley.

El conjunto dirigido por Tyronn Lue no arrojó la toalla y llegó a ponerse a 4 puntos cuando quedaban menos de dos minutos. No obstante, el enésimo triple de Hardaway Jr., que fue celebrado con mucha rabia por Doncic, mandó sus ilusiones a la basura. La serie entre Clippers y Mavericks viaja ahora hasta Dallas, que este viernes acogerá el tercer partido.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.