Theresa May y Jeremy Corbyn. (Cortesía)
COMPARTE

La campaña electoral se reanudó hoy en el Reino Unido tras el atentado del sábado con una agria polémica entre el líder de la oposición, el laborista Jeremy Corbyn, y la primera ministra, la conservadora Theresa May, por los recortes policiales que ha sufrido el país en los últimos años.

Tras suspender todos sus actos durante el domingo por respeto a las víctimas, Corbyn se mostró hoy favorable a la dimisión de la primera ministra por haber eliminado cerca de 19.000 plazas de policía durante su etapa como ministra de Interior, entre 2010 y 2016.

En respuesta al embate de Corbyn, la jefa de Gobierno subrayó que el presupuesto policial está “protegido” desde 2015 y sostuvo que los recursos con los que cuentan los servicios de seguridad son adecuados para hacer frente a la amenaza terrorista que afronta el Reino Unido.

El país, que el jueves celebrará elecciones generales, mantiene su nivel de alerta en “severo”, el cuarto nivel en una escala de cinco, que corresponde a una “alta probabilidad” de que se produzca un nuevo ataque.

En una jornada en la que asuntos como el “brexit” y las medidas sociales quedaron eclipsados por la amenaza terrorista, May argumentó en un discurso en Londres que la seguridad no depende solo del número de agentes, sino “también de los poderes que se les otorga” para lidiar con el terrorismo.

“Yo he sido la responsable de darle a la policía poderes adicionales” para enfrentarse a posibles atentados, esgrimió la primera ministra, que convocó por sorpresa unas elecciones anticipadas el pasado 18 de abril, cuando las encuestas pronosticaban una amplia mayoría para su formación.

En los últimos días, no obstante, los sondeos han estrechado la brecha con el Partido Laborista, cuyo líder argumentó que el Reino Unido se enfrenta a un problema de seguridad porque el Gobierno “no debería haber recortado el número de policías”.

Sus comentarios se produjeron después de que un antiguo asesor del ex primer ministro David Cameron, Steve Hilton, escribiera en las redes sociales que May es responsable de “fallos de seguridad” en relación a los tres atentados que ha sufrido en menos de tres meses el Reino Unido y pidiera su dimisión.

Antes del ataque de este sábado, en el que murieron siete personas y cerca de medio centenar resultaron heridas, Londres sufrió en marzo un atentado en el que cinco personas murieron junto al Parlamento británico.

Hace dos semanas, fallecieron además otras 22 personas en una explosión suicida en Manchester.

Corbyn apoyó durante una entrevista en el canal ITV las llamadas a que la primera ministra abandone su puesto, aunque matizó después que los comicios del jueves son “la mejor oportunidad” para que los electores retiren su confianza en la dirigente “tory”.

El Partido Liberal Demócrata criticó asimismo la estrategia de seguridad de May y su líder, Tim Farron, acusó a la conservadora de haber tomado una decisión errónea al reducir el presupuesto policial.

“Menos policías cumpliendo con su deber significa menos conversaciones, menos información recibida y menos conocimiento sobre quién es quién y qué individuos deben ser vigilados”, consideró Farron.

El parón de la campaña electoral el domingo es el segundo en dos semanas, dado que también fue suspendida después del atentado suicida del 22 de mayo en Manchester, a la salida de un concierto de Ariana Grande.

Una encuesta publicada por la firma Survation el sábado otorga tan solo un punto de ventaja a los conservadores, que sumarían el 40 % de los votos, frente a un 39 % de los laboristas.

El 19 de abril, un día después de que May convocara los comicios, un sondeo de la misma firma preveía en cambio una ventaja de 24 puntos -un 48 % para los “tories” y un 24 % para los laboristas-.

En esos mismos estudios, los liberal demócratas han pasado del 12 % de los votos en abril al 8 % ahora, aunque se mantienen como la tercera fuerza, por delante del eurófobo UKIP -5 % en la última encuesta-, el Partido Nacionalista Escocés (SNP) -con un 4 %- y el Partido Verde, un 3 %.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.