La primera ministra británica Theresa May. (EFE)
COMPARTE

La primera ministra británica, la conservadora Theresa May, llamó hoy a los diputados a mantener un “espíritu de unidad nacional”, en la primera sesión parlamentaria tras las elecciones del pasado jueves.

“En un momento en el que afrontamos retos complicados, mantengámonos juntos en el espíritu de unidad nacional para que nuestro país continúe siendo seguro y para construir un futuro más sólido, más justo y más próspero para todos”, afirmó la primera ministra.

May, que ha perdido en las urnas la mayoría absoluta que mantenía hasta ahora en el Parlamento, alertó de que “hay partes del país que continúan divididas” tras los comicios.

“Divididas entre jóvenes y viejos, entre ricos y pobres, entre aquellos a quienes el futuro ofrece una sensación de oportunidad y aquellos a los que les brinda problemas y preocupaciones”, dijo.

En su primera intervención en los Comunes tras la decepción que sufrió en las urnas, la primera ministra afirmó que el “deber como políticos” que comparten todos los parlamentarios es colaborar para “superar esas divisiones”.

El líder de la oposición, el laborista Jeremy Corbyn, puso por su parte en duda que la dirigente “tory” esté en condiciones de ofrecer al país un liderazgo “fuerte y estable”, como ha sostenido en la campaña electoral.

“Es obligatorio en estas ocasiones felicitar a la primera ministra que regresa (a la Cámara), y lo hago, absolutamente”, dijo Corbyn, al tiempo que advirtió de que el pacto que May negocia con los unionistas de Irlanda del Norte amenaza con crear una “coalición del caos”.

Estaba previsto que la reina Isabel II abriera de manera formal el próximo lunes la legislatura parlamentaria con la lectura del programa de Gobierno de May.

Las negociaciones entre el Partido Conservador y el Partido Democrático Unionista (DUP) de Irlanda del Norte para tratar de alcanzar un acuerdo que permita a May gobernar en minoría hacen que esa sesión se pueda posponer, según avanzó este lunes el primer secretario de Estado, Damian Green.

May tomó la palabra después de que el conservador John Bercow fuera reelegido sin oposición como presidente de la Cámara de los Comunes por tercera ocasión.

La cámara permaneció en silencio cuando el diputado “tory” Ken Clarke, el parlamentario más veterano, cuestionó en voz alta, como marca la tradición, si alguien se oponía al nombramiento.

“Parece que estamos destinados a atravesar tiempos que nos ponen a prueba, y yo me ofrezco como un presidente de la Cámara ya probado”, señaló Bercow, de 54 años, que ocupa el puesto desde junio de 2009.

El cargo de Bercow estuvo en entredicho hace pocos meses, cuando diversos diputados conservadores iniciaron un proceso para someterle a una moción de confianza por su postura respecto al presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

El presidente de los Comunes mostró su oposición a que el republicano ofrezca un discurso en el Palacio de Westminster -sede del Parlamento- en una futura visita de Estado al Reino Unido.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.





Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.